El microrrelato del día. Bella Musa.

Microrrelatos 2015

¿Ha sido de su agrado la lectura?

Por supuesto. Es más de lo que me esperaba.
0
No hay votos
No. De hecho me ha decepcionado bastante.
0
No hay votos
Me ha resultado indiferente.
0
No hay votos
 
Votos totales: 0

Akasha_Valentine
Regidor Vampírico
Mensajes: 6144
Registrado: 21 Mar 2007 12:17
Contactar:

El microrrelato del día. Bella Musa.

Mensaje por Akasha_Valentine » 04 Ene 2015 20:43

Imagen

Título Original: Bella Musa © 2015.
Autor: Akasha Valentine.
Género: Microrrelato/Narrativo/Novela Negra
Idioma: Castellano.
Volumen: Único.
Ilustrador: Akasha Valentine - 2015.
Corrector: José Antonio.
Editor: Akasha Valentine.
Fecha de publicación: 03/01/2015.

BELLA MUSA POR AKASHA VALENTINE.

- ¡Bella! - La cámara fotográfica hizo un nuevo disparo. - ¡Bellísima!

Camilio Biago se movía endemoniadamente veloz, sin darse un respiro, deteniéndose en contadas ocasiones para tomar aire o cambiar la posición de algún objeto del estudio aunque sin llegar a hacer grandes cambios. La última vez que se detuvo, lo hizo para poner en orden el cabello de la modelo, el cual dejó caer por la fuerza de la gravedad, ya que a él no le agradaba en absoluto que sus modelos empleasen fijadores, pues según él desprendían nocivas partículas al aire que interferían con el flash de la cámara. Sin embargo el maquillaje era necesario, sin exceso, pero al fin y al cabo imprescindible para resaltar las facciones de las mujeres.

Su última modelo era especialmente hermosa, con la piel tan clara y pálida como la pura nieve recién posada, y se ánimo al darse cuenta de que el vestido de novia que le había comprado le quedaba como un guante. Colocó en su mano una roja manzana mordida por la propia boca de Camilio, y esperó que sus dedos aún tuvieran la movilidad suficiente como para seguir sosteniéndola, al menos hasta que la sesión hubiese finalizado.

- ¡Bella, sonríe! - Le pidió.

Pero la mujer de blanca piel y ojos claros no se inmutó, y no logró forzar sus labios para crear esa expresión con la que tanto anhelo esperaba Camilo para saciar su deseo de perfección.

- ¡Bella...! - Una palabra que cada vez usaba con más familiaridad. - No me hagas esto.

Colgó su cámara, y se tomó de nuevo un respiro, esta vez para ayudar a su modelo a realizar un mejor trabajo. Tocó con las yemas de sus dedos su cara y sintió como el calor de su cuerpo se iba ausentando. El rigor mortis había comenzado a establecerse y él no podía hacer nada por evitarlo. Su bella musa le había defraudado, pero ante la cámara era la más hermosa de todas. Quizás se detuviese durante algún tiempo, después de todo tenía suficiente material para realizar una exposición de su amada “Bella” a miles de kilómetros de distancia de donde la había asesinado.


Quedan prohibidos, dentro de los límites establecidos en la ley, y bajo los apercibimientos legalmente previstos, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, ya sea electrónico o mecánico, el tratamiento informático, el alquiler o cualquier otra forma de cesión de la obra sin la autorización previa y por escrito de los titulares del copyright.

Responder

Volver a “2015”