El microrrelato del día. El hijo favorito.

Microrrelatos 2015

¿Ha sido de su agrado la lectura?

Por supuesto. Es más de lo que me esperaba.
0
No hay votos
No. De hecho me ha decepcionado bastante.
0
No hay votos
Me ha resultado indiferente.
0
No hay votos
 
Votos totales: 0

Akasha_Valentine
Regidor Vampírico
Mensajes: 6144
Registrado: 21 Mar 2007 12:17
Contactar:

El microrrelato del día. El hijo favorito.

Mensaje por Akasha_Valentine » 05 Abr 2015 15:19

Imagen

Título Original: El hijo favorito © 2015.
Autor: Akasha Valentine.
Género: Microrrelato/Novela Negra
Idioma: Castellano.
Volumen: Único.
Ilustrador: Akasha Valentine - 2015.
Corrector: José Antonio.
Editor: Akasha Valentine.
Fecha de publicación: 02/04/2015.

EL HIJO FAVORITO POR AKASHA VALENTINE.

Culpé a mi hermano pequeño de haber lanzado la bola demasiado alta y demasiado lejos, por encima de mi cabeza, más allá de la altura de mis brazos, y cuando me acerqué para decirle cómo debía hacerlo, mamá levantó la vista por enésima de vez su libro preferido y exclamó mi nombre para después reprenderme por no saber ejercer mi papel de buen hermano mayor.

Thomas es aún un niño, solían decirme a menudo, tienes que dar a torcer tu brazo, pues al fin y al cabo eres el mayor de la casa, o ¿no ves qué aún es un niño? ¿Acaso no eres ya lo suficientemente mayor para entender que no puedes hacer lo que te plazca? En cambio tu hermano aún está aprendiendo. Thomas es el benjamín de la familia, no lo olvides...

Y ¿cómo podría yo hacerlo? Si mi hermano vivía siempre protegido por la asfixiante sombra de mi madre, que no nos dejaba ni un minuto solos cuando estaba en casa.

De inmediato tuve que callarme y olvidarme de lo que iba a decirle, abandonar mi enfado y volver a mi puesto, después de ser yo quien recogiese la pelota. Volví a lanzársela, está vez pensé que al menos prestaría más atención, pero de nuevo volvió a errar en su tiro, y está vez la bola rodó con más fuerza y altura en el aire hasta cruzar la verja de seguridad y salir disparada por encima de ésta. Estaba convencido de que lo había hecho a propósito, pero aún así tuve que callarme e ir tras ella.

Segundos después de tomarla entre mis dedos oí la bocina de un vehículo a motor. Lo último que recuerdo fue sentir un fuerte dolor en la cara, al impactar la parrilla del vehículo contra mi rostro. Oí un lamento, un grito de horror, y escuché la voz de mi hermano lamentándose por haber perdido su pelota preferida mientras yo me moría desangrado en el frío asfalto.


Quedan prohibidos, dentro de los límites establecidos en la ley, y bajo los apercibimientos legalmente previstos, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, ya sea electrónico o mecánico, el tratamiento informático, el alquiler o cualquier otra forma de cesión de la obra sin la autorización previa y por escrito de los titulares del copyright.

Responder

Volver a “2015”