El microrrelato del día. El tren de las 23:59.

Microrrelatos 2015

¿Ha sido de su agrado la lectura?

Por supuesto. Es más de lo que me esperaba.
0
No hay votos
No. De hecho me ha decepcionado bastante.
0
No hay votos
Me ha resultado indiferente.
0
No hay votos
 
Votos totales: 0

Akasha_Valentine
Regidor Vampírico
Mensajes: 6144
Registrado: 21 Mar 2007 12:17
Contactar:

El microrrelato del día. El tren de las 23:59.

Mensaje por Akasha_Valentine » 18 Jun 2015 12:37

Imagen

Título Original: El tren de las 23:59 © 2015.
Autor: Akasha Valentine.
Género: Microrrelato/Misterio/Fantasmas/Terror
Idioma: Castellano.
Volumen: Único.
Ilustrador: Akasha Valentine - 2015.
Corrector: José Antonio.
Editor: Akasha Valentine.
Fecha de publicación: 15/06/2015.

EL TREN DE LAS 23:59 POR AKASHA VALENTINE.

Exhaló con dolorosa dificultad el escaso aire caliente que aún albergaba en el interior de su garganta, y al pegar sus dedos contra su boca sintió el gélido frío helar sus articulaciones. No podía hallar refugio en la vieja estación de trenes, porque ésta hacía tiempo que ya había cerrado sus puertas, y con el billete aún resguardado en su bolso tuvo que esperar pacientemente a que el tren de las 23:59 llegase a la estación.
Levantó la vista y vio que las agujas del reloj se habían detenido en una hora concreta, y viendo marcada en la esfera 22:02 se temió lo peor, pues no estaba del todo segura de qué hora era en realidad. Con el cuerpo agazapado, intentando no perder el poco calor que le quedaba, miró en todas direcciones, y de vez en cuando bajaba la mirada para observar la punta de sus zapatos. Por fin, vio lo que parecía una luz acercarse, así de que un salto se puso en pie y gozó de la agradable sensación de saber que pronto estaría en casa. Pero la luz se mantuvo constante y alejada sin llegar a acercarse en ningún momento, así que poco a poco la sensación de euforia se fue debilitando hasta quedar en la duda y la angustia. Pensó entonces que tal vez se hubiese detenido el tren por algún tipo de avería así que, dado que estaba lo suficientemente cerca de él, intentó llegar hasta el final del andén para ver qué le podía suceder.

De manera apresurada se puso a caminar, pero el único problema que había es que no importaba cuántas pisadas diese o cuánto camino recorriese, siempre acababa regresando al mismo punto del que había partido, sin llegar nunca a alcanzar el tren de las 23:59.


Quedan prohibidos, dentro de los límites establecidos en la ley, y bajo los apercibimientos legalmente previstos, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, ya sea electrónico o mecánico, el tratamiento informático, el alquiler o cualquier otra forma de cesión de la obra sin la autorización previa y por escrito de los titulares del copyright.

Responder

Volver a “2015”