Buscar temas sin respuesta | Ver temas activos Fecha actual Jue Sep 24, 2020 5:50 am



Responder al tema  [ 103 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente
Blog: Poemas de Akasha Valentine. 
Autor Mensaje
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA XL- TAL VEZ. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 08 DE OCTUBRE DE 2012.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: TAL VEZ.

Tal vez porque no lo esperaba llegó a mi vida sin previo aviso. Quería palpar su mano, así que sin darme cuenta alcé la mía para sentir a través de las yemas de mis dedos el suave y plácido calor de su piel. Me detuve para contemplarle y lo que hallé en sus ojos fue un sentimiento adormecido anhelando ser despertado por mi corazón y arropado por mi alma, así que hablé sin necesidad de palabras, con simples gestos que llenaron el vacío que dejaron atrás los silenciosos vocablos, y sostuve su rostro entre mis hombros mientras yacíamos envueltos por una capa de nieve espesa a la espera de permanecer unidos para toda la eternidad. Pero él me susurró al oído unas palabras que ya no recuerdo, porque tal vez no fueran imprescindibles, o quizás las eliminé de mi mente por miedo a perder aquellas que realmente sí merecen la pena y no pueden quedarse debido a la falta de espacio. Lo que sí recuerdo es como su temblorosa palma se aferraba a mi persona, cómo sus fríos dedos se enroscaban a los míos, y los latidos de nuestros corazones se fundían para llevar un mismo ritmo. Podíamos estar en un mismo lugar sin decirnos absolutamente nada, y aún así eramos capaces de disfrutar de esos privilegiados momentos en los que el silencio sabía colocarse en su lugar.

Nunca tuve miedo a expresar mis emociones delante de él, pues su fortaleza era mi peñon, su coraje mi impulso, su valentía mi orgullo y sus sueños mi futuro. Amarle como le amo es cada día un regalo del que nunca querré desprenderme, por eso atesoro cada momento que pasamos juntos como si fuera nuestro último día en la tierra. Por él soy capaz de hacer cualquier cosa, si me hundo, sus palabras me levantan, si me caigo sus manos me alzan, y si me desmorono lloro en sus brazos hasta que quedarme sin aliento. No concibo un mundo sin su persona, porque cuando me besa todo a mi alrededor desparece, y las estrellas nos contemplan fugazmente deseando ser un pedazo de nosotros mismos. Las estaciones pasarán, los años florecerán, pero nuestro amor seguirá siendo imperecedero, como el primer día. Quizás en algún momento, cuando la nostalgia se convierta en una parte importante de nuestras vidas, añoraré aquellos tiempos de juventud en los que descansábamos con un puñado de sueños en las manos imaginándonos lugares a los que nunca pudimos ir por falta de tiempo. El amor que nos tenemos ha madurado con los años, ahora se ha vuelto más necesitado y menos exigente, pero sigue siendo una parte importante en nuestras vidas.

Tal vez porque tenemos miedo de perdernos nos aferramos con fuerza el uno al otro. Es muy probable que algún día tengamos que decirnos adiós, tal vez no volvamos a vernos nunca más, y cuanto más lo pienso más miedo tengo de soltarle, así que nuevamente nos detenemos para contemplarnos con los ojos bien abiertos y el corazón arropado por los sentimientos. No me queda más espacio en mi pecho para albergar nuevas emociones, así que me conformaré con aquellas que elegí para ser feliz. Quiero verle sonreír una y mil noches, y otras mil más, para asegurarme de que es realmente feliz a mi lado, para poder estar tranquila y saber que con cada acto le siento más cerca, como si la distancia no fuese un impedimento. Esta noche volveré a verle, y sé que me enamoraré un poco más de su persona, estaré esperando que sus labios busquen los míos en busca de nuevos sueños en lo que podamos partir de inmediato. Tal vez por eso le quiero tanto, porque él me ha regalado una vida que nunca creí ser merecedora de poseer.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN:

http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2012/10/poema-xl-tal-vez-akasha-valentine.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2012 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Jue Nov 01, 2018 12:44 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA XLI- MI CORAZÓN BAJO LLAVE. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 20 DE NOVIEMBRE DE 2012.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: MI CORAZÓN BAJO LLAVE.

uiero que mi corazón este bajo llave para que el dolor que siento cuando despego tus labios de mi boca no lo encuentre y lo reclame para siempre como su reino. Deseo que esas horas que se enredan en nuestros cabellos como si de arena se tratase no insistan en irse antes de tiempo, para que de esta forma siempre me vea obligado a enredar mis dedos entre tu pelo y sienta cada segundo que permanezco a tu lado. Anhelo con impaciencia esos pequeños suspiros que exhalas, y deseo con impotencia recogerlos con mis propias manos para poder meterlos en botellas de cristal donde tenerlos expuestos para toda la eternidad. Quiero sentir en cada momento tus dedos, embriagarme con el aroma de tu piel para después disipar la duda mientras me hundo en el dorso de tu mano cobijando mis sueños entre tus yemas mientras imagino una vida eterna a tu lado. ¿Qué más le puedo pedir al mundo si tú me has dado más de lo que yo iba a reclamarle?

Son poco valiosas estas palabras, pues su valor no sirve para pagar todo cuanto haces por mi persona y, sin embargo, mis bolsillos vacíos y agujereados viajan sin monedas con las que poder pagarte todo cuanto haces por mí, así que te doy esto, pobres vocablos escritos desde lo más profundo de mi ser, alentados por un alma sensible e impresos con la sangre de mis venas en este viejo papel desgastado. Tranquila, puedes estar segura de que nadie más las tendrá, porque sólo tú eres el motor que me impulsa a escribirlas. Así que cuídalas y protégelas con cariño, oblígalas a ser perennes cuando las siembres y riegues con sonrisas, para que nunca se sientan abatidas por unas lágrimas que intentaré no poner en tu rostro en lo que me quede de vida. Este compromiso que te ofrezco no tiene fecha de caducidad, así que no tendrás que preocuparte porque algún día cuando tus ojos se abran a un nuevo amanecer este cuerpo por el que suspiras ya no este ahí para protegerte como te mereces. Envidio a quienes con sus voces cantan al amor, detesto a aquellos que con sus manos pueden personificar a los sentimientos, pues lo único que tengo yo en mi cabeza son estos paupérrimos términos remendados con hilos invisibles que en cualquier momento pueden desaparecer con un simple golpe de viento.

Es hora de decir adiós. De despedirse de estas molestas palabras para dejar paso a esos besos que con tanto afán espero. Mis emociones revolotean en mi estómago como si de millones de mariposas se tratasen, corro en tu búsqueda porque tengo miedo de perderte entre la multitud, te abrazo con fuerza entre mis brazos, te alzo del suelo y hundo mi rostro entre tus cabellos escondiendo una cara sonrosada por la vergüenza y a su vez encaprichada por la figura que se muestra ante mis ojos. Eres tú, amor, la única persona a la que estoy destinada a amar. Tú, por quien siento que mi mundo se tambalea hasta hacerlo inhabitable, pero a su vez siento que si extiendo mi mano tú eres mi bote salvavidas. Dime ¿es esto real? ¿Todo cuanto siento por ti es capaz de habitar en un corazón humano? O tal vez son sólo falsas ilusiones de un alma incomprendida que busca el cariño a cualquier precio. Son preguntas que no quiero hacer, pero que necesito saber, no ahora, y quizás tampoco mañana, tal vez algún día, cuando encuentres la llave que abre la puerta que da acceso a mi corazón.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN:

http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2012/11/poema-xli-mi-corazon-bajo-llave-akasha.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2012 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Jue Nov 01, 2018 12:50 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA XLII- VEN DE NUEVO. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 17 DE DICIEMBRE DE 2012.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: VEN DE NUEVO.

Duerme, amada mía, pues el crepúsculo aún no ha anunciado su llegada y la claridad no envuelve con su manto el cielo nocturno que se oculta tras mi ventana. Cierra los ojos y olvida las horas, pues las manecillas de los relojes han hecho las maletas y se han ido en busca de un lugar más propicio en el que asentar sus vidas. Ven de nuevo a mis brazos, acurrúcate en mi pecho y resguárdarte en mi corazón de la oscuridad que nos envuelve, pues aunque no tienes nada por lo que temer sé que te sientes más segura cuando oyes los latidos de mis propios sentimientos confesándote lo mucho que te quiero. Ahora cierra los ojos, y no aceptes esta última petición mía como una orden sino como un ruego, pues mi único deseo en estos momentos es el de posar mis sueños sobre tus largas pestañas y así arroparme al final del día con ellas para sentir la dulce textura de tu piel cuando los abras.

Apoyaré con sumo cuidado mis cansados pensamientos sobre tus cabellos, mientras me deleito con el aroma de ellos sin poder imaginar un lugar mejor en el que me gustase estar. Alzaré las puntas de mis dedos y los arrastraré al interior de tu cálido cuerpo para posarme sobre tus hombros y refugiarme en ellos hoy, mañana y siempre. Le pediré a tus carnosos labios que sean la cima de mis emociones, para que así cuando me vea obligado a escalarlos siempre pueda alimentar a mi fatigada boca con deseos aún por llegar. Sé que aún no te lo he dicho, o si lo he hecho lo he olvidado por completo, pero cuando estoy contigo siento que soy merecedor de una felicidad que no merezco, pues tú llenas mi vida de tantas sensaciones que a veces tengo la impresión de que me ahogaré en ellas si no escapo durante unos segundos de tu vida para recobrar la compostura y continuar como si nada hubiera ocurrido.

Sé lo que quieres, y soy consciente de que puedo dártelo, aún cuando ruborice tus mejillas y estremezca a tu cuerpo con miles de descargas momentáneas placenteras tú seguirás pidiéndome más y vendrás de nuevo a mí para abrazarme con tu diminuto cuerpo y rodearme con esos pequeños brazos inflexibles que apenas me dejan espacio para respirar cuando les pido que me dejen marchar. Tengo tantas cosas por las que estar agradecido que no sabría muy bien por cuál empezar así que creo que lo mejor que puedo hacer es comenzar por el principio. Sé que lo sabes, pero aún así quiero reformar mis palabras y mis actos con gestos que nos confirmen que aún seguimos siendo amigos y amantes, compañeros de fatiga y pareja, por eso te pido que en este día que aún no ha llegado pero que está a punto de ascender en los cielos extiendas tu manos y la enredes con la mía, para que nuestros dedos siempre estén unidos de forma eterna.

Ven de nuevo, te pediré una vez más por voluntad propia, sin coacción o imposición. He derramado ya demasiadas lágrimas por corazones que no merecían la pena, y ahora que el tuyo merece cada una de esas lágrimas temo haber dejado a mis ojos lo suficientemente secos como para no derramar ninguna si en algún momento tú decides irte de mi lado. Ha llegado el momento de ser felices, de enterrar a los demonios que un día nos hirieron con su falsas mentiras. Ahora que te tengo aquí a mi lado, me pregunto si de verdad el reino de Dios será como estar sumido en un profundo sueño rodeado por los brazos de quien amas. No me importa si ahora mismo lo que vivo es una falsa ilusión de realidad, pues estando aquí a tu lado todo me da igual. Elijo amarte por voluntad propia, egoístamente, mientras pienso que eres sólo mía y de nadie más. Por eso he expulsado de mi vida a las horas, porque si las tengo cerca de mi persona me recordaran de forma constante que la mortalidad me ronda cada segundo de mi vida y algún día me veré obligado a decirte adiós, amada mía.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN:

http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2012/12/poema-xlii-ven-de-nuevo-akasha-valentine.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2012 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Jue Nov 01, 2018 12:56 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA XLIII- VEN A MÍ. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL JUEVES 27 DE DICIEMBRE DE 2012.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: VEN A MÍ.

Ven a mí para cubrir mis ojos cuando la realidad sea tan brutal y dañina que apenas tenga espacio para respirar. Hunde las yemas de tus dedos en mis pupilas y graba en ellos el dolor que me provoca la resistencia que ofrece mi voluntad a ser sometida por tus grandes manos. Deja que mi cuerpo permanezca reclinado, pero no recostado, sobre este charco de vida que brota de mis laceradas muñecas y se me escapa de las manos llevándose consigo el último aliento vital que brota de mi boca jadeante, reseca por los gritos de dolor que se manifiestan de forma vehemente a través de las carnosas fauces que se forman en mi agrietado rostro. Decora estas paredes blancas cuya tonalidad se asemeja a los rostros inmortales que veo cada noche al pie de mi lecho con la misma sangre que en estos momentos se derrama a través de las heridas de mi propio cuerpo. Mófate de mi vida cuando llegue al final del camino y devores mi alma, ya sea de forma lenta o apresurada, mientras te preguntas cuán estúpidos podemos llegar a ser los seres humanos valorando tan poco un regalo tan preciado como es el de un espíritu libre.

Quiero sentir ese dolor que me dejan tus manos después de presionar mis dedos de forma suave, necesito saber que mis pesadillas seguirán vivas en tus recuerdos cuando yo no esté aquí para hablarte de ellas. Necesito encadenarme a tus palabras para seguir siendo sometido por esta locura temporal que vaga sin descanso por mi mente y encierra a mi verdadero yo en una prisión de barrotes irrompibles y miradas constantes que me observan sin descanso como si de un animal enjaulado se tratase. Sé que no lo entiendes, o si lo comprendes no quieres reconocerlo delante de mi persona, pero por mí esta bien, es mejor así, o mejor dicho es más cómodo para mí. Quiero que todo esto acabe de una vez por todas, deseo pactar contigo, muerte, aquí y ahora. Estrechemos nuestras manos y dejemos atrás este imborrable recuerdo que el tiempo desea atesorar de forma permanente en su memoria infinita. Porque lo único que quiero ahora mismo es poder seguir viviendo aunque sólo sea como un alma errante hambrienta y confusa, desorientada y perturbada, una criatura sin piedad o bondad, un ser que se asemeje a ti en cuerpo y alma.

Pero por alguna extraña razón tú temes convertirme en alguien igual a ti, y este pensamiento me provoca cierto consuelo en mi corazón. Siento que estoy en lo correcto pues cuanto más lo pienso más me doy cuenta de que quizás esté equivocado y el camino que he escogido no sea el más apropiado para mi persona, aunque ya es demasiado tarde para dar marcha atrás y solucionarlo. Las heridas que un día cubrían mi cuerpo han desaparecido, pero las cicatrices siguen ahí para recordarme que no debo olvidar, pues el olvido lo único que provoca es la ausencia de emociones dolorosas, alimentando la esperanza con nuevos sueños. Te lo ruego, quédate conmigo hasta el final de los tiempos, tú quien tantos amaneceres has visto sabrás que lo que estoy pidiendo es un acto de sacrificio permanente. Estoy cansando y herido en mi orgullo, he dejado atrás mi imperfecta vida para convertirme en alguien muy distinto. La distancia que nos separa es abismal, nuestros dedos no parecen estar hechos para entrelazarse según nos plazca, y siento tu intenso dolor como tú sientes el mío en estos momentos. Quiero tocarte, salvarte, estar a tu lado y no sentirme solo nunca más. Tal vez por eso te llamé hoy y siempre esté deseando verte venir a mi lado para toda la eternidad.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN:

http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2012/12/poema-xliii-ven-mi-akasha-valentine.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2012 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Jue Nov 01, 2018 1:16 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA XLIV- VENTANAS PARA EL ALMA. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 07 DE ENERO DE 2013.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: VENTANAS PARA EL ALMA.

Perplejidad, duda y confusión. Colores que se desvanecen ante mis pupilas cuando intento tocarlos con las yemas de mis dedos. Emociones consumidas, sentimientos ásperos que se cuelan a través de los espacios de mis dedos entreabiertos convirtiéndose en porciones menudas cuyo tamaño me recuerda al de un grano de arena. Las yemas de mis dedos, ahora curtidas por los años, surcan las cicatrices de mi pecho y sangran al entrar en contacto con las espinas que se han formado en torno a mi corazón malherido. Esta noche el tiempo corre en mi contra, por eso he roto la esfera en la que le mantenía prisionero y le he robado a ese viejo reloj sus brazos con forma de agujas metálicas para que no se apresure en anunciar mi adiós antes de tiempo, pues lo único que busco en estos momentos es un poco de luz en este camino de sombras falto de esperanza. Me niego a creer en las palabras que eluden a las despedidas, por eso he tirado de tu brazo y he enrollado mis dedos a la palma de tu mano, estirando más allá de lo creía que podría llegar a conseguir estos grandes brazos para rodearte con ellos y sentirte cada vez más cerca de mí. Me siento turbado cuando oigo tu voz y tus gestos me alejan de ti mientras dejo caer un par de lágrimas para llorar sin que nadie me mire. Quiero volver al ayer, a esa habitación sin muebles, donde nuestros cuerpos desnudos aún siguen empapados por el deseo mientras nos comemos a besos.

Para ti el presente es lo que cuenta, pues eludes mis caricias sujetándome con tu mano y apartándome de ti ladeando tu cabeza para no pueda ver a través de tus ojos a tu propia alma. ¿Qué nos queda de lo que fuimos? Raíces secas aferrándose a su propia supervivencia, recuerdos agolpados en viejas escaleras y sueños aún guardados en desgastadas maletas rotas que nadie quiera usar. Tengo ganas de rendirme, de dejar atrás todo cuanto creía a lo que podría aferrarme para seguir viviendo sin ti, pero estoy cansando de seguir fantaseando en esta utopía donde creo que todo irá bien si me vendo los ojos y no me enfrento a la realidad. Quiero romper este falso decorado y volar lejos de aquí, a un lugar donde el dolor no sepa mi nombre y tampoco recuerde mi rostro. ¿Por qué la felicidad se ha olvidado repentinamente de mí? ¿A quién vas a ver cuando no miro y tus pies corren en busca de nuevos caminos cuyo recorrido desconozco? ¡Dios, que cansando estoy de ser una persona tan vulnerable y débil! En mi mente siempre existe la mima pregunta, que se repite una y otra vez sin cesar y para la que no tengo respuesta pues el mundo que me rodea me ha dado la espalda una vez más y evita hablarme por miedo a sufrir mi mal de amores. ¿Por qué no merezco ser feliz si lo he dado todo por ese sentimiento que no tiene dueño, forma o dirección en la que pueda encontrarle siempre que quiera?

Lo sé, sé que nada de esto tiene sentido para ti, pero para mí es importante poder expresar todo cuanto siento, aunque sea en un viejo papel rasgado cuyo destino finalizará en el interior de mi bolsillo roto. No es que no quiera dejarte ir, es que no puedo hacerlo, significas tanto en mi vida que un solo segundo sin ti es como una muerte prematura. Te confieso que tengo miedo a experimentar nuevas emociones, siempre he sido una persona difícil de complacer, pero desde que te conocí enseguida supe que si algún día tenía que verte partir romperías mi corazón en mil pedazos, por eso he plantado un jardín de rosas cargadas de espinas, para que cuando estires tu mano y vengas a recogerlo te hieras tan profundamente que no tengas ganas de quitármelo y llevarte contigo hasta los recuerdos más hermosos que tengo de ti. Seré una persona egoísta ante tus ojos, un ser indigno de confianza, pero no fui yo quien corrió a refugiarse en otros brazos cuando las cosas no nos iban como esperábamos. Siento a la verdad oprimirme hasta dejarme sin aliento, mi final está cerca, tal vez se haya apresurado, pero ahora mismo todo me da igual, ya no soy el mismo y a ti ya todo te da igual. Ve, corre con él, ese hombre te espera, es lo mejor para ambos, olvídate de mí y deja que muera esta noche consumido por el dolor de tu partida.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN:

http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2013/01/poema-xliv-ventanas-en-el-alma-akasha.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2013 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Jue Nov 01, 2018 3:50 pm
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA XLV- ¿PUEDO QUEDARME? AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 14 DE ENERO DE 2013.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: ¿PUEDO QUEDARME?

Deseaba describirte en el verso más bello jamás compuesto por el hombre, pero nunca encontré las palabras adecuadas que rindieran homenaje a tu persona, así que al darme cuenta de ello emprendí un largo viaje y anduve sin descanso día y noche por caminos áridos y tierras heladas, pero no hallé vocal alguna bajo las pesadas rocas o las escarpadas montañas con la que poder crear una obra maestra digna de agasajar a tu alma. Cerré los ojos y escuché al viento pronunciar mi nombre en tu boca, pero lamentablemente estaba demasiado lejos de ti para volver antes de que tus lágrimas tocasen el suelo y seguí mi camino omitiendo tu dolor, manteniendo vivo mi propio sueño, ignorando cuán crueles pueden ser los días en los que la soledad nos acecha cuando no estamos con aquellos a quienes un día dejamos partir. Me perdí en mi propia ilusión, consumí una gran parte de mi vida intentando alcanzar un ideal que tuve delante de mis ojos todo el tiempo y ahora que la madurez se ve reflejada en cada arruga de mi piel me doy cuenta de que no importa cuántas veces voltee mi cabeza para dar marcha atrás en el tiempo, las horas que se han ido no volverán y por eso debo aferrarme a cada segundo que estoy a tu lado para no perderme en proyectos que nunca saldrán del puerto de mis sueños.

Llámame ingenuo si quieres, pero aún me sigo emocionando cuando tu rostro se posa sobre mi cara y me deleitas con una tímida sonrisa. Es entonces cuando me vuelve a la mente esa estrofa que nunca supe cómo debía ser escrita para conquistarte y llenar tu vida de una inmensa felicidad que durase eternamente. Siento que soy demasiado afortunado cuando me miras, me tocas, me hablas o simplemente te quedas a mi lado sin decirme nada descansando tu cuerpo sobre mis hombros mientras las estrellas del firmamento nos contemplan. Perdóname por no ser capaz de retener entre mis dedos tu estación preferida, por no entonar como es debido ese soneto que te describe como musa de quien te observa, aunque y a ti lo único que parece importarte es que siga cogiendo tu mano para darme la bienvenida en un corazón puro e inocente como es el tuyo. Cuando te miro me pregunto ¿puedo quedarme contigo? Y a continuación mis lágrimas empañan mis ojos y naufrago en el océano de mis emociones, y de nuevo, sin que te lo pida, vienes para salvarme sin importar el momento o el lugar. ¿Qué puedo hacer si no sé componer ni una mísera estrofa que sirva para engalanar tu infinita bondad? Y una vez más, cuando creo estar perdido en una ilusión rota, me hablas con el corazón en la mano y me demuestras que no necesitas nada más de mí salvo mi lastimera presencia en tu día a día.

¿Puedo llamarlo amor? O es acaso una osadía por mi parte el que alguien como yo crea que puede alcanzar un sentimiento tan puro de una forma tan simple. De verdad, puedo quedarme a tu lado mientras envejecemos lentamente y los recuerdos se vuelven tesoros privados cuyo valor monetario es infinito. Tengo tanto miedo que sin darme cuenta comienzo a sospechar que todo esto es tan sólo fruto de mi imaginación, una utopía irreal creada por un alma hecha pedazos y un corazón roto por una aspiración que nunca logré alcanzar. Ahora que la noche ha acallado mis temores, me doy cuenta de que en realidad te debí de hacer mucho daño en el pasado, por eso el simple hecho de que sigas me querido de la manera en la que lo haces dice mucho de ti, aunque sea la persona menos indicada para expresarlo. Quiero quedarme contigo, llorar hasta desgastar todas las lágrimas de mis ojos, quiero sentirte cerca de mí y someter mi alma a tu voluntad. Simplemente no concibo un mundo sin ti y aunque me arrepiento de no haberte podido escribir esa oda que un día en mi alocada juventud te juré, me quedaré aquí a tu lado hasta el final de mis días, para escribirte cada noche antes de acostarte una nota que dejaré debajo de almohada en la que te elogie como persona y te agradezca el amor que me profesas. Esta noche escribiré sin que lo sepas mi primera apología en la que te preguntaré ¿puedo quedarme imperecederamente en tu corazón hasta el día en que me muera.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN:

http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2013/01/poema-xlv-puedo-quedarme-akasha.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2013 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Jue Nov 01, 2018 3:53 pm
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA XLVI- MIS DESTRONADOS SUEÑOS AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL JUEVES 31 DE ENERO DE 2013.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: MIS DESTRONADOS SUEÑOS

Deshojando convenientemente una a una las fotografías que un día decoraron estás ruinosas paredes he caído tardíamente en la cuenta de que el tiempo que pasamos juntos hizo las maletas y se fue sin dejarme dirección alguna en la que poder encontrarle para convencerle de que vuelva a mi lado antes de que el abandono ocupe su lugar y hospede en mi corazón a emociones dramáticas y sobrecogedoras. Con lentitud he rasgado las yemas de mis dedos por encima de las alargadas hendiduras que se han formado en torno a los andrajosos muros ahora inexpresivos, y he permitido a la fría agua fluir a través de sus grietas para simular las lágrimas que mis ojos contienen con dificultad. Con las plantas de los pies descubiertas he rascado el crudo suelo aún sin pavimentar impregnando no sólo el aroma de mi piel sino también la sangre que fluye a través de mi venas. Aquejada por el dolor producido por las heridas he dejado caer a mi cuerpo sobre un alargado y mullido asiento abotonado sin respaldo, el cual me sostiene sin queja alguna mientras mi cuerpo tendido reposa imitando la postura que solía adquirir cuando me rodeabas con tus brazos. Acogida por la oscuridad, he bailado esta noche con longevas candelas consumidas por las llamas que me arropan con su escasa lumbre y he danzado hasta caer rendida con las proyecciones oscuras de los grandes cuerpos que se alzan en los muros que me rodean cuando la luz no les ilumina.

Con mis propias manos he ido consumiendo el tiempo que me queda en la tierra puliendo esos escalones inacabados que un día me llevaron a creer que podría alcanzar mis propios sueños. Como me he refugiado del dolor en un habitáculo sin ventanas he pintado con las puntas de mis dedos el cielo que un día creí merecer y he vestido de gala a mi cuerpo para esperar a la muerte cuando el día se convierta en noche durante un breve periodo de tiempo. Deambulo sin prisa, con una mano enrollada en la pesada tela que cae desde la cintura hasta mi pies, pisando sin mirar dónde apoyo esas heridas que no cesan de quejarse y me sacuden con violencia el cuerpo mientras mi otra mano sostiene un candil con velas encendidas y cera caliente que se derrama sobre mi pecho cuando el miedo me sobresalta por la espalda. Hoy, sin previo aviso, me he reencontrado con viejos recuerdos del ayer y me han culpado por no haber sido capaz de expresar en cada momento las emociones o palabras que tú tanto necesitabas oír, así que me he visto en la obligación de taparme los oídos y salir corriendo antes de que la verdad me hiriera de muerte y ya no me quedasen más fuerzas para seguir malviviendo en este pequeño espacio al que llamo hogar. Las mismas sombras con las que dancé durante horas ahora me siguen, gritan mi nombre y me humillan como si yo no valiese nada, y por primera vez desde que te fuiste de mi lado he vuelto a llorar hasta quedarme sin aliento ni fuerzas.

¿Qué hice mal? Me pregunto a mí misma sin hallar respuesta alguna, mientras alzo mis brazos hacia el cielo y ruego clemencia para este alma sin consuelo. Los techos que cubren mi morada han comenzado a resquebrajarse y la lluvia se filtra a través de las paredes inundando esta habitación y consumiendo las llamas que con tesón alumbraron las velas ahora apagadas. Quisiera que esta soledad que me ronda sin descanso no se aferrase con fuerza a mi cuello, pues su carga resulta ser pesada y asfixiante. Nado entre ruinas, con el agua llegándome ya hasta la cintura, ya es demasiado tarde para escapar, o quizás es que nunca quise encontrar una salida a este dolor que insiste en seguir a mi lado hasta que exhale mi último suspiro. Cubro mi rostro ante la vergüenza que encuentro reflejada en el agua que hay por debajo de mi pecho, no me atrevo a mirarla a los ojos, pero pronto esa misma turbación anidará en mi ánimo y me obligará a enfrentarme a ella aunque yo no lo desee. Los remordimientos no cesan de devorar mi alma mientras grito sin descanso tu nombre aún con la boca cubierta por el agua. Mis ojos lloran y mis lágrimas se funden con el cristalino líquido que no cesa de emerger de entre las paredes. Siento que me falta el aire y en lo único en lo que puedo pensar en estos momentos es en el último recuerdo que tengo de tu persona, cuando dejaste tras de ti una achacosa maleta vacía de recuerdos, prendas o emociones que me atasen a ti para siempre.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN:

http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2013/01/poema-xlvi-mis-destronados-suenos.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2013 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Jue Nov 01, 2018 3:55 pm
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA XLVII- ROTA Y RASGADA AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 11 DE FEBRERO DE 2013.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: ROTA Y RASGADA

Reposa tus pensamientos en mí y deja que sea yo quien surque con las yemas de mis dedos los remolinos que forman tus cabellos. Cierra los ojos, pero no te duermas antes de tiempo, quiero escuchar tu voz un minuto más, o tal vez dos, antes de que la luz de la luna se filtre a través del cristal e ilumine a dos cuerpos iguales oprimidos por un amor prohibido. Descansa, aunque el miedo te llene por dentro. Relaja tus facciones y esboza con tus labios una sonrisa que sea sólo mía. Háblame una vez más de la primera vez que te fijaste en mí, de cómo tu corazón latía con fuerza en el interior de tu pecho, recuérdame cómo mis ojos te miraban y en mi rostro dibujé una expresión de asombro. Porque eres tú. Siento un sin fin de emociones que habitan en mi ser a las que no les puedo poner nombre cuando me miras y fijas tu mirada en mi ser. No te alejes de mi lado, ni camines por lugares en los que yo no pueda seguirte, quédate conmigo aunque sea solamente por simple compasión por este alma que vive en mi interior. Ruego a Dios que mantenga vivo nuestro juramento en las estaciones venideras, para que nunca flaqueemos y tengamos la suficiente fuerza para sobrevivir a los prejuicios de quienes nos rodean. Ven, acércate un poco más, acortemos las distancias y besémonos sin miedo a ser descubiertas, pues ahora que nadie nos mira puedo sentirte más cerca de mí.

He llorado infinitas noches, preguntándome por qué si mi amor por ti es tan puro y grande tengo que seguir sufriendo un dolor que me rompe y me rasga por dentro sin que pueda hacer nada por evitarlo. No mendigo compasión, simplemente pido respeto. Porque las imposiciones son las cadenas con las que se ata el alma y oprimen la libertad del espíritu. Ahora que nadie nos oye, te confesaré con un tono de voz susurrante lo mucho que te necesito a mi lado, y si algún día dudas de mis palabras, te juro que las reforzaré con recuerdos o actos que te convenzan de que todo cuanto digo es cierto. Quiero que apoyes tu mano contra la mía. ¿Lo notas? Es el latido de nuestros corazones palpitando al unísono. Sé que no te gusta que cierre con llave las puertas que te llevan a mi pasado, pero de forma inconsciente lo hago para protegerte, o tal vez lo haga por mí misma, porque tengo miedo a perderte. Me gusta ver cómo me miras, pues eres la única persona que lo haces de esa manera, en la que puedo sentirme segura sin necesidad de palabras para apoyarme en ellas y seguir adelante. Tu mentón se hunde en mi hombro, tus besos se quedan grabados en mi piel y el silencio se apoya sobre nosotras por miedo a caerse cuando las yemas de tus dedos se deslizan por mi cuerpo.

Tu fragancia se funde con el aire, el calor de nuestros cuerpos desnudos apoyados contra la ventana queda empañado por la fría mañana de un nuevo día, las primeras gotas de lluvia caen imitando las lágrimas que ya no nos quedan para despedirnos hasta la próxima vez. Atosigada por la ansiedad que me produce dejarte, reclamo con más exigencia tus acciones, quiero sentirme segura entre tus brazos, aún cuando tú no estés quiero tener la sensación en todo momento de que no estoy sola si pienso cada segundo de mi vida en ti. Esta noche, cuando te alejes de mi lado, correré en tu búsqueda, aunque no lo creas, extenderé mis alas y llegaré de nuevo a ti para recordarte que mi mundo carece de sentido si tú no estás en él. Nadie sabe si el amor existirá alguna vez en sus vidas, pero desde luego lo que yo siento por ti se asemeja bastante a su significado, por eso quiero que nadie más me diga cómo debo de pensar con respecto a mis sentimientos, ni tan siquiera tú. Así que ven, refúgiate entre mis brazos y vive en mi boca, ahora y para siempre, antes de que el tiempo se dé cuenta de lo mucho que me importas e insista en alejarte de mi lado para siempre, amada mía.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN:

http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com/2013/02/poema-xlvii-rota-y-rasgada-akasha.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2013 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Jue Nov 01, 2018 3:58 pm
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA XLVIII- Y CUANDO NO NOS QUEDÉ NADA AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 25 DE FEBRERO DE 2013.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: Y CUANDO NO NOS QUEDÉ NADA

Lo sé. Mis humildes palabras no tienen un efecto reparador en tu alma, por eso te ofrezco algo más real y tangible, unos dedos estirados para ser recogidos cuando tú quieras, una mano amiga con la que puedas llegar a sentirte segura cuando el miedo se agolpe en tu puerta y no tengas otra salida. Confiar en alguien es como caminar sobre la cuerda floja con los ojos vendados, es dejarle mirar en lo más profundo de tu corazón sin miedo a ser juzgado, es abrir de par en par tu vida y esperar ser aceptado tal y como eres sin temor a ser sentenciado por errores cometidos cuando la imprudencia hablaba en nombre de la razón. No tengo miedo, pavor o temor a echar un vistazo a ese corazón tuyo que con tanto recelo guardas entre tus manos, mis sentimientos por tu persona son lo único que deseo satisfacer aún cuando me gritas y me echas a un lado o te deshaces de mis abrazos con frialdad. En esta fría y clara noche el viento mece algo más que nuestros cabellos y ruego a Dios que se lleve consigo esas lágrimas que un día derramé en tu nombre para que de esta forma pueda seguir viéndote tal y como eres sin perderte ni un solo momento de vista. Quisiera pactar un contrato que nos obligase a permanecer eternamente unidos hasta el final de los tiempos, pero tú te opondrías inmediatamente y yo sería desterrado de tu vida para siempre, así que con un amargo sabor a derrota ejecuto mi última jugada en estos versos escritos en prosa que te dedico con la esperanza de revivir una vez más al antojo de tus dedos moviéndome como el títere que siempre quise ser aún cuando los demás me advertían del error que cometería.

En ojo ajeno debo de parecer un ser sumiso, tiranizado por una figura sádica como la tuya, pero todos ellos se equivocan, pues nadie te conoce mejor que yo y he visto en ti la bondad oculta debajo de capas y capas que visten tu piel de desconsuelo, aflicción y congoja. He contemplado gestos tuyos que harían temblar el corazón del hombre más duro; en ti, vida mía, he conocido el verdadero significado de la palabra amor, y por eso me doblego ante tu voluntad para que hagas con mi vida lo quieras. Eres mi razón de ser, el motivo por el cual vivo, sin ti soy como un mapa vacío, un destino sin meta de llegada, no soy nada sin tu persona y esa idea me aterra, pues ¿qué va a ser de mí si no estoy a tu lado para complacerte cada día de mi lamentable vida? Seré juzgado, lo sé, incluso por aquellos que ni tan siquiera se toman un minuto de su tiempo para conocerme, pero ¿a quién demonios le importa eso? Si te tengo aquí y ahora, conmigo, reposando tu cabeza sobre mis hombros, lo que digan u opinen los demás de mí carece de importancia para mi persona. Dime, ¿cómo me ves en realidad cuando no te estoy viendo? ¿Como una pieza que manejar a tu antojo o algo más importante? Temo preguntar, pero la incertidumbre se vuelve cada vez más latosa y mis labios se mueven por voluntad propia, posiblemente envenenando tus oídos con palabras que nunca querrás oír. No quiero arruinar este momento, por eso antes de que algo salga mal quiero que te alejes de mí, pero no te vayas muy lejos, lo suficiente como para poder darnos tiempo y añorarnos cuando cerremos los ojos y no podamos vernos. Qué debilidad la mía, pues la sola idea de no tenerte cerca de mí ya me causa desazón.

Levantaré con mis frágiles articulaciones este negro manto que encubre nuestro destino. Te abrazaré con fuerza aunque no quieras, seré tu guía cuando la luz nos abandone a mitad de camino, y ya cuando no nos quede nada por lo que seguir existiendo te ofreceré gustosamente mi psique como pago de todo cuanto has hecho por mi persona. Soy tu fiel sirviente, en el amor y en la batalla, un guerrero cuya armadura no está forjada por el hierro sino que fue confeccionada con sentimientos mucho más fuertes que el acero. Mi corazón será tu escudo, mi cuerpo tu armadura, mis palabras tu mejor arma, por eso sigo aquí a tu lado, dispuesto a seguirte alla donde vayas, sin importar el camino o el rumbo a seguir. Nunca dejaré de protegerte, aún cuando los brazos del mundo aferren con fuerza tu cuello y te ahoguen hasta dejarte sin aliento; yo correré hasta ti para salvarte, aunque me lleve la vida en ello. Tú, que a los ojos de la humanidad no mereces la pena; yo seguiré afirmando que se equivocan, romperé cada grillete, barrote o prisión en la que te encierren para darte nuevas alas con las que poder volar a un lugar mejor. No soltaré jamás esa diminuta mano que ahora me aferra con fuerza mientras el abismo al que tanto tememos espera engullirnos para saciar su hambre. Siento que nos ahogamos, el final está cerca, la muerte nos desea y aún me sigo resistiendo a pensar que llegará el día en el que deberemos tomar caminos separados. Quisiera pedirte un último favor: cuando el tiempo que nos acogió se consuma en las llamas del olvido ven a mí y susúrrame al oído una última mentira sobre el amor, para que de esta forma pueda irme tranquilo pensando que un día supe que me amabas de verdad.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN: http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2013/02/poema-xlviii-y-cuando-no-nos-quede-nada.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2013 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Jue Nov 01, 2018 4:03 pm
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA XLIX- PENSAMIENTOS SIN PATRIA AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 28 DE FEBRERO DE 2013.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: PENSAMIENTOS SIN PATRIA

He oído a las horas correr sin descanso, pero mi mente se encuentra demasiado ocupada pensando en ti como para prestarles la atención que me demandan. He agachado los dedos cuando no mirabas para recoger las huellas que hemos ido dejando en el camino de la vida, para no añorar el pasado que no vivimos o perdernos en los sueños ya cumplidos. Palpitante y lleno de jubilo mi corazón baila sin descanso en la amplia cavidad que forjaste para él, aún risueño me pregunta si de verdad puedo tomar como propios esos sentimientos que llevan tu nombre bordado en la piel y cuyo aroma huele igual que tú, y yo le respondo que sin lugar a dudas puede llevárselos consigo con la única condición de que cuide de ellos para toda la eternidad.

Ven, amada mía, acércate un poco más a mi persona, descansa tu peso sobre mi hombros y háblame una vez más de lo que has hecho durante el día sin omitir ningún detalle, sin olvidarte del acto más insignificante, pues para mí todo cuanto tú realizas tiene más valor que la hazaña más grandiosa de cualquier hombre. Dichoso soy, pues aunque nadie más comprenda mi propia felicidad a mi me basta con tenerte entre mis brazos para darme cuenta de cuán afortunado soy de poder respirar el mismo aire que tu aspiras. A tu lado, he ganado más confianza en mí mismo, he podido llegar más lejos que nadie porque en lo más profundo de mi ser sólo quería hacerte feliz para que nunca tuvieras que sentirte agobiada por la preocupación que causa amar a un hombre con miles de errores que se niega a aceptar por miedo a enfrentarse a su propio fracaso.

Cuando te miro comprendo que ahora navego por aguas tranquilas, donde la serenidad no se encalla en cada roca ni el valor muere ahogado por las lágrimas que tiempo atrás solía derramar con demasiada facilidad. Creía que comprendía el mundo que me rodeaba, que nada me sorprendería ya, pero cuando te veo sonreír tiemblo de emoción y me tambaleo mientras pienso que debo darme prisa en acortar la distancia que nos separa para aferrarme a tu boca y reclamar tus labios como mi isla propia. Perdóname si te sorprendo aún con gestos que son capaces de teñir tus mejillas de una tonalidad rosada, y discúlpame por emplear a veces frases que lo único que te provocan es malestar y desasosiego cuando las digo sin pensar. Ahora que nos hemos detenido para tomarnos un respiro me doy cuenta de cuánto añoro el tacto de tus dedos sobre mi piel y me pregunto cuánto tiempo más podré aguantar sin sentirlos cerca de mí.

Me has dado tanto y nunca has pedido nada a cambio. Tú, quien con tu inocencia me salvaste de perderme a mí mismo, me miras con los ojos embriagados por la sorpresa mientras deslizo mi mano sobre tu rostro para atraerte contra mi pecho de forma permanente. No existe palabra en el mundo que me ayude a expresar cuan agradecido estoy por haberte encontrado, así que mientras me quede un solo soplo de vida seguiré estando a tu lado hasta el final de nuestros días. Deja de llorar, amor mío, las lágrimas no te favorecen aunque sean de felicidad, sólo quiero ver en tus ojos ese brillo que tanto te caracteriza. Sé que soy un egoísta por pensar de esta forma, pero es que si no lo pienso así siento que no podré estar a tu lado nunca más y esa idea exilia a mis pensamientos a un lugar sin patria donde posiblemente morirán antes de que pueda hacer nada por ellos. Por eso te doy las gracias, por esto y por todo lo que fue y por lo que aún está por llegar. Gracias vida mía desde lo más profundo de mi corazón.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN: http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com/2013/02/poema-xlix-pensamientos-sin-patria.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2013 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Jue Nov 01, 2018 5:31 pm
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA L- UN CAMINO SIN RETORNO AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 04 DE MARZO DE 2013.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: UN CAMINO SIN RETORNO

He alzado las yemas de mis dedos con las puntas cubiertas de un color negro para tocar el cielo que cubre nuestras cabezas. A continuación he movido los extremos como si de instrumentos de madera se tratasen con el único fin de pintar ese espacio diáfano que permite entrar a la cálida luz del día aún cuando no tengo ganas de contemplarla para después verla quedarse postrada a los pies de mi cama mientras retira con sus rápidas y afiladas zarpas las sombras que nos cobijan debajo de las sábanas. He difuminado con mis propias manos cada una de las gotas que has ido dejando resbalar por tus mejillas, mientras te obligo a recorrer un camino sin retorno que te lleve hasta lo más profundo de mi sentimientos para que nunca dudes vaciles sobre el amor que te profeso. Te he besado sin miedo, pues mis labios se han anclado en el puerto que forma tu boca y he saboreado con tu lengua el dulce manjar que produce el cariño cuando dos personas se aman. He sentido la presión de tus brazos alrededor de mi cuello y he exclamado un gemido de placer al darme cuenta de cuanto los echaba de menos. Mi palpitante corazón se ha acelerado y tus palabras de amor se han pegado a mi cuerpo como si de una segunda piel se tratase y de la que nunca querré desprenderme.

Me deleito y a su vez me siento abatido cuando me quedo a tu lado mientras el viento ondea tus cabellos y te toca donde yo no llego, mientras me obligo a mí mismo a reprimir emociones primarias que son llevadas en barca por los celos y balanceadas por las inquietudes de la duda y la envidia que me produce contemplar esas manos sin forma que no se cansan nunca y para las que no puedo poner freno cuando estoy delante de tu persona. Este sentimiento que gobierna nuestras vidas es demasiado frágil y quebradizo, siempre insuficiente deseando poder estar en unión con la persona amada. Siento mi propia debilidad cuando no estoy junto a ti. Siento que si no soy reiterativo con mis palabras o gestos te llegarás a sentir incomoda y tendrás la necesidad de hacer las maletas e irte a un lugar donde yo jamás podré alcanzarte, por eso siempre te de diré día y noche cuanto te quiero sin importar lo cargante que llegué a ser. Aunque me rechaces, ya sea con gestos o mediante palabras, yo seguiré estando a tu lado, custodiando cada emoción para que nunca te sientas desprotegida. Ojalá nunca tuviera que decirte adiós con la llegada de un nuevo día, por eso me he apresurado en quitarle el color y el brillo al sol, para que te quedes un poco más de tiempo junto a mí, alimentando un sueño del que nunca querré despertar.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN: http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2013/03/poema-l-un-camino-sin-retorno-akasha.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2013 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Jue Nov 01, 2018 5:34 pm
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA LI- DAME UN SUEÑO AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 15 DE ABRIL DE 2013.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: DAME UN SUEÑO

Quiero soñar. ¿Pero con qué? Pregunta una voz interior en mí. Tal vez desee fantasear con la forma de tu mano extendida y la curva que aparentan tus dedos en cada línea. Igual me precipito al pensar de esta manera, así que tal vez lo que realmente deseo es poder perfilar con las yemas de mis dedos esas sombras que crean tus ojos cuando miras hacia otro lado. Es agotador idealizar figuras en la noche, creer que si las mantengo vivas en mi cabeza se harán realidad con la llegada de un nuevo día, pero lo cierto es que deseo que ese momento en el que la oscuridad llega a su punto cumbre todas las ilusiones que un día tracé con esmero en mi mente se hagan realidad para no sentirme tan desesperada ahora que la arrogante soledad sabe donde dormitan mis esperanzas e ilusiones marchitas. Mis inquietos pies juegan de forma intranquila con la áspera sábana y mis dedos se asoman por el borde intranquilos pensando en el amplio abismo que se ha generado al borde de mi lecho donde el suelo parece cada vez más lejano cuando intento llegar a él. Me siento abrumada, o tal vez debería decir atosigada, por esas horas que se pegan a mi reloj como las sombras a la noche. El tiempo que un día pactamos de mutuo acuerdo parece haberse olvidado de mí, así que me refugio en un mundo donde los proyectos no expiran jamás y los deseos no amargan cuando no se logran hacer realidad. Tengo en todo momento la sensación de ser un alma sin destino a la que a nadie le importa donde yazca al final de mis días, pues mi sola presencia ya molesta y mi ausencia no se nota. ¿Porqué nací siendo como soy si lo único que yo anhelo es poder ser alguien a quien la vida tenga en consideración?


Me fatiga pensar de esta manera. Anunciar libremente mis pensamientos esperando a que tú los oigas e incluso los recojas cuando más te convenga. Pensar en eludirte es como pedir al sol que no salga en una calurosa mañana de verano, me es imposible ignorarte al igual que me resulta insoportable la de idea de no tenerte entre mis sueños cuando cierro los ojos y esculpo bellos espacios en los que compartir a tu lado. Quisiera no pensar de esta manera, no parecer un alma a punto de desmoronarse, pero así es como me siento cuando te alejas de mí y ni tan siquiera me dejas una dirección en la que poder encontrarte cuando más falta me hagas. Tus palabras, aunque cargadas de falsa amabilidad, son mi tesoro más preciado, con lo que alimentar a mis malheridas emociones quienes, confusas por mis actos, no saben qué decisión tomar por sí solas. Por eso deseo soñar, porque en mis sueños yo no soy un alma frágil a punto de desmoronarse, no me siento fatigada ni angustiada a pesar de que los días son como una soga en mi cuello que lentamente va acortando la distancia que nos separa y se va aferrando con mayor fuerza a mi persona. Tal vez haya llegado el momento de renunciar a ti, pues es mi propia felicidad la que peligra en estos instantes, y ya no estoy segura de lo que quiero, o tal vez tenga miedo de aceptar que lo que en realidad estoy buscando tú no estás dispuesto a dármelo y esa idea me angustia tanto que apenas me ofrece espacio para respirar.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN: http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2013/04/poema-li-dame-un-sueno-akasha-valentine.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2013 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Jue Nov 01, 2018 5:37 pm
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA LII- TU TIEMPO, MI TIEMPO AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 3 DE JUNIO DE 2013.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: TU TIEMPO, MI TIEMPO

Horas pegadas en las paredes de mi cabeza que se mezclan formando borrosos recuerdos en mi mente. Difumino con las yemas de mis dedos los colores que un día escogí para pintarte, y quemo de forma consciente las malas sensaciones hasta reducirlas a cenizas. Siento que cuando pienso en ti un sin fin de mariposas aletean de forma espasmódica sus alas produciéndome un incómodo hormigueo en la boca del estómago que desearía dejar de tener con tan sólo pensarlo. Pues si dejo que mis emociones gobiernen mi vida mi alma se consumirá en la desesperación y la angustia. Por esta y otras muchas razones huyo de ti, del anclaje que me producen tus palabras, de la asfixiante armonía que creas cuando te tengo cerca de mí. La debilidad que siento nada tiene que ver contigo, pero tampoco puedo negar que cuando estoy junto a ti mis ojos no añoran anclarse a las baldosas del suelo que pisamos para evitar miradas y acusarnos de dañarnos mutuamente con besos que no nos llevarán a ninguna parte o caricias que serán nuestra perdición. Fingir que nada nos importa ya es demasiado peso para mi alma, así que espero que lo entiendas cuando te digo que nuestro tiempo se acabó, que ya nada volverá a ser igual, aunque corras detrás de mis huellas o dejes migas de pan en mitad del camino que me lleven de regreso hacia ese rincón de perdición donde el amor que un día juramos mantener vivo nunca volverá a tener la misma fuerza con la que nos unió y nos llevo a caer en la desesperación.


Tu tiempo ya no es mi tiempo. Ha llegado el momento de decirnos adiós. Deja tu llave sujeta en la cerradura, evita girarla, te lo ruego, ya no hay marcha atrás, pues ya no me quedan más lágrimas que llorar ni sensaciones nuevas que experimentar. Tú acabaste con todas ellas en un abrir y cerrar de ojos y, aunque al principio me parecieron irreales e intangibles, con el paso de los días me fui dando cuenta de que en realidad sólo eran ilusiones sin descubrir encerradas en los más profundo de mi ser. No me lo hagas más difícil, te lo suplico, no alces tu voz y me culpes de tu dolor y exclames con rudas palabras que yo soy la responsable de tu desconsuelo, sabes que no es verdad, pues yo nunca tuve la intención de crear una falsa utopía en el lecho de aquel viejo catre que durante tantas horas fue refugio de nuestra pasión y deseo. No grites, te lo ruego, te suplico que dejes de chillar, pues tu pesar es una carga de la que no deseo hacerme responsable porque ya nada me une a ti, aunque ahora la venda que tapa tus ojos te impida ver con claridad lo que tú sabes que es verdad. Déjame ir antes de que la locura nuble a la razón y hundas el filo de ese cuchillo en mi pecho o te hieras a ti mismo por pura desesperación. Escucha lo que te digo si así lo deseas, pero créeme si te digo que estas heridas algún día sanarán y se convertirán en cicatrices que dejaran de doler y molestarnos cuando las miremos. Hazme caso, es hora de decir adiós de una forma u otra y yo quiero verte marchar y rehacer tu vida aunque en mi boca suene como un acto egoísta, pues como ya te he dicho tu tiempo y mi tiempo ya no existen para seguir unidos.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN: http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2013/06/poema-lii-tu-tiempo-mi-tiempo-akasha.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2013 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Jue Nov 01, 2018 5:38 pm
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA LIII- QUIERO TIEMPO AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 23 DE JULIO DE 2013.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: QUIERO TIEMPO

¡Segundos! - Exclamó de inmediato. - No os durmáis a los pies del cristal. Apurad vuestro tiempo y empleadlo con conocimiento, que aún quedan muchas hojas en blanco que rellenar y la negra tinta que habita en el fondo del tintero ansiosa está por cubrirse de gloria con palabras que a modo de vestido empleará para engalanar su escueta y simple figura que a mis ojos con su forma actual nada me dice y nada puede contar a la vista de quienes desean mirar. Apuro a la llamas que viven en la mechas y que con cierta frivolidad desprecian el cuerpo en el que subsisten, mientras se lamentan de su propia fragilidad sin saber que son ellas mismas las responsables de su propio malestar. Mi mesa de trabajo, qué mueble tan común, ha ido perdiendo su belleza con el tiempo, probablemente exiliada por el uso de los años y el continuo trajín a la que le he ido sometiendo durante largas temporadas en las que descargaba mi ira y enfado sobre su superficie. Lamento profundamente el daño que le hice, como si sus tablas pudieran oírme cada vez que hablo de ella. Quizás el intermitente crepitar que emite cuando coloco mis brazos sobre su tablas sea la forma en la que ella me repudia y a su vez se queja porque nadie mejor que yo la comprende en su atroz caída a la desesperación. La vejez, que para algunos es fuente de sabiduría y para muchos otros es sinónimo de incesantes quejas y manías, para mí es algo más dañino e inquietante, pues casi puedo afirmar sentir el frío aliento de la muerte erizar cada uno de mis cabellos de la nunca cuando estoy despistado o embelesado haciendo lo que más me gusta.

“Recuerda que morirás”, celebré frase latina que a los pies de mi cama reza cada noche y se duerme bajo mis sábanas, y aunque sabe bien que su visita no es bien recibida, ella continúa su andadura desde el día en que nací sin importarle mi opinión o mi postura al respecto. Pero quizás esté bien saber que me resulta reconfortante ser consciente de que no finge sus emociones como lo hacen aquellos que se atreven a llamarse a sí mismos amigos de mi persona. Pues a todos ellos les diría verdaderas palabras hirientes que sin lugar a dudas me alejarían de sus vidas para siempre. Por eso guardo silencio, y en este pequeño pliego doblado y cuarteado por el tiempo escribo mis más oscuros pensamientos, temiendo que algún día sean interpretados por las mentes más lúcidas que son capaces de ver más allá de lo que los simples aficionados a la lectura pueden descubrir a simple vista en esta enmarañada tela de araña que con los años he ido tejiendo en forma de escritura. Duermen plácidamente los libros de consulta, con los lomos cerrados y las cubiertas desgastadas, en la falda del comienzo de la madera, en la esquina superior izquierda, y los envidio profundamente pues sus creadores ahora ya son celebres personajes históricos y yo sigo siendo un simple hombre que lucha con las manos desnudas y el corazón acelerado sin saber a qué enfrentarse cada día en que saca un pie de su cama y comienza con serias dudas sobre el fatal destino de sus obras. Apremio a mi cabeza a que piense más rápido y a que mis manos, ahora doloridas por la enfermedad y secas por años, para que escriban más rápido y recuperen los días que en mi juventud desperdicié pensando en el mañana y nunca más volveré a tener.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN: http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2013/07/poema-liii-quisiera-tiempo-akasha.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2013 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Jue Nov 01, 2018 5:42 pm
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA LIV- TU NOMBRE EN MI PIEL AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 05 DE AGOSTO DE 2013.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: TU NOMBRE EN MI PIEL

Fingiré que tengo una vida. Que mi alma sigue habitando en el interior de mi cuerpo. Interpretaré el papel que el destino que me ha ofrecido, para aliviar en mayor o menor medida este pesar que me aprieta a mi corazón y que no me deja respirar. Aparentaré que todo va bien cuando realidad yo misma sé que no es verdad. Sonreiré cuando los extraños ojos de los demás me miren y dejaré de hacerlo cuando me refugie en la soledad de mi habitación aliviada por poder quitarme esta máscara de dolor que me aprieta el rostro y que con gran esfuerzo he de encajar en mi cara. Dejaré crecer mis cabellos sobre mi semblante, por encima de mis hombros, hasta alcanzar la longitud exacta con la que pueda cubrir a mis lágrimas cuando mi voz añore tu nombre y finja que aún sigues vivo en algún lugar donde yo ahora no puedo alcanzarte porque no sé dónde dejaste las últimas huellas que me ofreciste para encontrarte. Lo sé, y ahora me doy cuenta de lo estúpido que resulta darse cuenta de nuestra propia inmadurez, pero mi amor, ahora que ya lo he comprendido me pregunto si no será ya demasiado tarde para que vuelvas a mi lado y te quedes para siempre junto a mí hasta que ya no tengamos más sueños en común o ideas a las que dar forma con nuestras propias manos.

Estoy muy cansada, cariño mío, de creer en el futuro y aparentar que podré seguir existiendo ahora que tu luz se ha ido de mi lado para siempre. Canto en tu nombre, con la esperanza de que estés donde quiera que estés puedas seguir oyéndome. Mis ojos caen como telones cuando termina la función, para fingir que la única persona que hay en está habitación tan concurrida eres tú, pues no necesito a nadie más que a ti para dar lo mejor de mí misma y hacerte inmensamente feliz. ¿Crees que sigo siendo una ingenua por pensar de esta manera? Ojalá pudieras decírmelo con tus propias palabras y no con las que yo te pongo en los labios de mi imaginación. Pues me cuesta mucho levantarme cada día y pensar que me tengo que enfrentar a un sin fin de batallas sin poder compartirlas a tu lado para hacer de mi carga un peso más llevadero. Las puntas de mis dedos, engalanadas con unos largos guantes blancos, se aferran al micrófono, e inmediatamente imagino que ascendido por tu torso hasta cuello donde me dejo caer y soy recogida por tus brazos mientras tú hundes tus labios en mi boca y sofocas este deseo que no muere nunca. Qué fácil es dejarse llevar por las ilusiones y fingir que los sueños que viven en mi interior se harán realidad con sólo desearlos, pero la razón me golpea con violencia y me devuelve a una realidad de la que no quiero ser participe.


Ríete de mí si quieres. Pero ese anillo que me compraste sigue estando en mi dedo, y nunca me lo quitaré de él. ¡Qué curioso! ¿Verdad? Yo que nunca he sido una persona que le diera importancia a estas cosas, y ahora no puedo imaginarme la idea de perderlo para siempre, porque si lo hiciera tendría que aceptar tu muerte como parte de la vida y seguir adelante aunque ese pensamiento destrozase todos mis principios. Puedo preguntarte, aún sabiendo que no me responderás, si desde donde te encuentras ya no sientes ese agónico dolor que en vida yo no supe curar. Espero que así sea, pero mucho me temo que una parte de tu corazón aún sigue siendo devorada por los demonios del ayer, pues en la zona de mi piel en la que tengo escrito tu nombre se enrojece con facilidad y me duele intensamente cuando pienso en ti. Cariño, creo que la vida no es justa, justo cuando comenzábamos a vivir tú te fuiste sin previo aviso de mi lado. Dime ¿cómo debo interpretar semejante acción, si aún me sigo viendo como una niña que tiene miedo a caminar por sí sola y necesita continuamente la mano de un extraño para poder dar dos pasos hacia delante? Las asfixiantes palabras me atormentan, pues siempre tienen demasiadas preguntas y yo ya estoy cansada de buscar excusas para responderlas. Mi amor, ¿dónde estás? Llévame contigo, déjame estar a tu lado para toda la eternidad.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN: http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2013/08/poema-liv-tu-nombre-en-mi-piel-akasha_5.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2013 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Lun Nov 12, 2018 12:52 am
Perfil WWW
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 103 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron
Powered by phpBB® Forum Software © phpBB Group
Designed by ST Software for PTF.
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España