Buscar temas sin respuesta | Ver temas activos Fecha actual Jue Sep 24, 2020 7:01 am



Responder al tema  [ 103 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente
Blog: Poemas de Akasha Valentine. 
Autor Mensaje
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA LV- RAÍCES EN MI MENTE AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 26 DE AGOSTO DE 2013.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: RAÍCES EN MI MENTE

Tu mano tocando la mía. Y mis dedos, intentando ser aceptados por los tuyos, manifiestan un dolor extremo cuando las puntas tocan los tuyos pero no se unen, se rozan sin llegar a engancharse los unos a los otros, y así en esta ardua lucha sin fin descubrimos que nunca estuvimos hechos el uno para el otro y que fingimos durante demasiado tiempo que nada podía ya molestarnos o herirnos de alguna otra forma. Siempre dispuestos a acallar nuestras voces con gestos u obsequios, como si nuestra vida fuera la viva imagen de la perfección. Pero en el fondo de nuestro corazón bien sabíamos la verdad que poco a poco se iba tejiendo en los resquicios de nuestra mente, ayudándonos a darnos cuenta de nuestra propia debilidad, que exasperada por nuestro comportamiento a veces mostraba ansiedad y otras muchas indiferencia. Juro que recuerdo aquellos tiempos como oscuros, agonizantes y lacerantes, cuyo amargo sabor aún me provoca repugnancia en la punta de mi lengua y malestar en torno a mi ser. Tus ojos, que nunca se molestaron en mirarme tal como era yo, siempre estaban preparados y dispuestos para enseñarme la indiferencia decrépita de la viva imagen de la soledad en vida.

¿Y qué otra cosa podía hacer yo en aquella época marchita salvo arrastrarme a tus pies y hundir mis dedos en la arena como si de raíces se tratase para aplacar la rabia que me consumía por dentro y enterrar así esas lágrimas de amargo sabor que en mis ojos siempre parecían estar dispuestas las veinticuatro horas del día simplemente para satisfacer tu retorcida personalidad? Nunca, y cuesta creer que una simple palabra tenga tanta fuerza en mi vida que hasta me haga despreciarla con todas mis fuerzas, pude recobrarme del daño físico y moral que tu insensibilidad por mi persona y desinterés provocaron en mi vida. Jamás me atreví a levantar la cabeza en tu presencia o a pestañear sin que tú me lo permitieses. Creía ciegamente en ese falso amor al que tú llamabas propiedad, que las heridas que a simple vista nadie veía eran un severo castigo por no ser capaz de acallar mi voz en tu presencia y que debía doblegar mi irracional mente a los deseos de tu voluntad. Nadie sabe el infierno que viví en vida, porque tú ya te encargaste de encerrar a mi verdadero yo en aquel cuarto oscuro desde donde podía ver todo desde una diminuta ventana insonorizada mientras agonizaba diariamente esperando cumplir mi sentencia para poder escapar de tu lado el día menos pensado.

Recuerdo aquellos tiempos en los que me esforzaba por abrazar tu sombra y encontrar el amor en ella que tú nunca supiste o no quisiste jamás darme. Yo hablaba, tú guardabas silencio, yo pedía más atención y tú más disciplina, y así deje morir con el paso de las horas, los días, las semanas y los años los mejores días de mi vida, que ahora irrecuperables yacen bajo el peso del tiempo en un sepulcro sin nombre ni lápida a la que pueda ir a dejar unas flores. Me pregunto si el hecho de que nuestras manos no estuvieran nunca hechas para encajar a la perfección tuvo algo que ver con todo esto. Quizás si les hubiera prestado más atención me habría dado cuenta mucho antes y todo el infierno que viví a tu lado me lo hubiera ahorrado. Pero mi inexperiencia y juventud me vendaron los ojos de cara a la verdad, y así fue como acabé convirtiéndome en el títere de tu vida, una persona que, incapaz de hacer nada por sí misma, dependía de ti para todo, incluso para alimentar a mis viejos pensamientos que, ahora rotos y desmenuzados por la locura, pedían ser curados antes de que volver a ser derrotados por la evocación de tu figura en mi frágil mente deteriorada por el tormento.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN: http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2013/08/poema-lv-raices-en-mi-mente.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2013 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Lun Nov 12, 2018 12:55 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA LVI- GALOPANTES SUEÑOS AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 04 DE NOVIEMBRE DE 2013.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: GALOPANTES SUEÑOS

Mi adormecida lengua, hormigueando por la falta del uso y movilidad, cae en la cuna que no es otra que el interior de mi boca, y los vocablos que formados que quedaron en las cuerdas vocales de mi garganta se han quedado enredados sin que nadie pueda ayudarlos, porque no se les oye cuando exclaman palabras de socorro pidiendo ayuda. Mis dedos, inmóviles e inamovibles, esperan ser tocados por una mano que imite el tacto de la tuya, y el simple hecho de imaginarlo logra erizar el vello de mis brazos y arrancarme sin previo aviso un gemido que se escapa de mis labios para dar presencia a las sensaciones más desagradables que infelizmente viven en lo más profundo de mi ser. Dime tú cómo puedo acortar la distancia que nos separa si cuando te miro desvías la mirada y en el momento en el que te toco me apartas para que el viento fluya entre nuestros cuerpos como si fuera lo mejor que podría pasarnos aquí y ahora. ¡Oh, Dios mío! Si pudiera te devoraría con la mirada, sin dejarme nada, saborearía con la punta de mi húmedo músculo tus párpados y nadaría en el color de tus ojos, para después beberme esa tonalidad que imita a los arroyos que cruzan los puentes que hay construidos a la falda de mi ventana. Y aún sabiéndome a poco te tomaría entre las palmas de mis manos y contra mi pecho te apoyaría, para hundir la punta de mi nariz entre tus cabellos y aspirar así el azucarado aroma de éstos.


Constantemente tengo miedo. Pero por alguna extraña razón mis emociones se calman cuando estoy cerca de ti. Y ladeo mi cabeza negándome a creer lo que la razón dice que es verdad, pues tú eres mi destino y a su vez mi punto de partida. No quiero que te alejes de mi lado, que vayas a un lugar donde nunca pueda alcanzarte, a un mundo donde mis yemas no lleguen para poder tocarte, a un planeta donde mis brazos no te alcancen y yo muera asfixiado por la pena que me causa estar constantemente separado de ti. Ojalá nunca me hubiera convertido en prisionero de estas emociones, porque cuanto más viven en mí, más doblegan mi voluntad y más ansioso me vuelvo ante la idea de creer que soy la única razón por la que vives cada día de tu vida. Es humillante para un hombre como yo sentirse de esta forma por una persona que ni tan siquiera es capaz de decidirse por alguien cuando tantas personas a su alrededor luchan por ganarse su corazón. Habla pues aquí y ahora, no huyas ni te escondas, no te alejes por más tiempo de mi lado, quiero sentirte como la primera vez que te tuve desnuda entre mis brazos, con tu mirada fija en la mía, bebiendo del mismo vaso que nos dio el deseo a altas horas de la madrugada, y ahora vivimos fingiendo como si nada hubiera pasado. ¿Dónde se han quedado esos sueños y promesas a los que juramos lealtad? Tal vez nuestros corazones no estuvieran del todo hechos para estar unidos por toda la eternidad, pero aún así quiero arriesgarme y luchar por ti, porque algo dentro de mí me dice que sin ti no puedo vivir.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN: http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2013/11/poema-lvi-galopantes-suenos-akasha.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2013 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Lun Nov 12, 2018 12:58 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA LVII- SOLTARÉ TU MANO AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 25 DE NOVIEMBRE DE 2013.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: SOLTARÉ TU MANO

Escucha con atención lo que voy a decirte. Ha llegado a mis oídos que has estado llorando, cubriendo tus ojos con tus manos a modo de pañuelo evitando ser vista por quienes yo conocía. He sabido por boca de otros que ahogas tus penas en el fondo de una botella, y que tu sonrisa se muestra torcida cuando hablas del ayer y no vives el presente que a día de hoy aún sigue vigente. Estoy sorprendido de que ahora seas así, pues ya no eres la misma chica que tiempo atrás conocí. Es cierto que mis brazos ya no te tocan, que mis desgastados labios, agrietados por el frío y secos de besos, han olvidado como implorar clemencia para que tú poco a poco te acerques hasta ellos para comértelos hasta que fatigados e hinchados duerman mientras las horas transforman el día en noche. No puedo creerme lo que dicen por ahí de ti, que te han visto hundirte en brazos de muchas personas, ahogando tu llanto porque ya no sabes vivir sin mí. Siento tu desgracia como un amargo regalo que aparece por sorpresa debajo del árbol de Navidad. No quise herirte, pero tampoco pretendía irme sin decirte adiós y darte las gracias por haber formado parte de mi vida. Cariño, sé que aún no lo comprendes, que todo es demasiado confuso para ti pero te juro, amada mía, que este pequeño bache en tu vida sera superado y podrás seguir adelante aunque yo no esté aquí contigo para levantarte todas las veces que caigas contra el suelo.



Quiero verte sonreír todos los días, aunque creas que no tienes un motivo para hacerlo; dibuja en tu rostro la más bella expresión que jamás un hombre haya contemplado para que de esta forma te valores a ti misma y puedas darte un motivo más para seguir adelante. No finjas ser feliz por agradar a los demás, sé tú misma desde el principio hasta el final, abraza los sueños y mantén viva la esperanza, pues sólo así le darás sentido a tu vida. Sueña conmigo cuando tengas ganas de hacerlo, yo iré donde quiera que estés para ser tu abrigo y te arroparé con mi cuerpo exhalando mi aliento sobre tus cabellos para dar cobijo a tus sueños. La verdadera felicidad se esconde en los rincones más remotos del planeta, por eso quiero que salgas y vivas por ti misma las experiencias que sólo están destinadas para ti. Vence tus miedos, canta cuando nadie te vea o cuando todo los ojos del mundo entero estén posados sobre ti, tu momento es ahora, aunque yo ya no esté aquí para recordartelo cada segundo de mi vida, porque ésta ya se terminó. No tengas miedo a volver a enamorarte, a besar con pasión o dulzura la boca de otro hombre que no sea yo pues, cariño, los muertos no viven una segunda oportunidad, no pueden levantar sus cabezas de sus tumbas y volver a reunirse con quienes quisieron en vida, por eso te invito a que seas libre de amar y ser amada, porque toda tú te mereces la felicidad que aún no ha sido hallada por tu corazón y que dará sentido a tu nueva vida.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN: http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2013/11/poema-lvii-soltare-tu-mano-akasha.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2013 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Lun Nov 12, 2018 1:00 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA LVIII- UNA FLOR EN EL INFIERNO AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 16 DE DICIEMBRE DE 2013.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: UNA FLOR EN EL INFIERNO

No, vida mía, éste no es tu destino y tal vez tampoco sea el mío, aunque quién sabe ya, lo que es justo no siempre es imparcial y la balanza no favorece a los inocentes. Enmudezco, las palabras no me salen, quizás sea porque te he encontrado en donde no debería haberte hallado jamás. Tan apagada y extinta de vida que puedo sentir a mi corazón partirse en mil y un pedazos. ¡Oh, dios! Exclamó al corrompido aire que me quema los pulmones ¿Qué mal pudo hacer ella para recibir semejante castigo? Pues soy consciente de que en vida me amó por encima de todas las cosas, y sólo necesitaba una caricia de su mano para sanar a mi cansada mente de pensamientos aciagos. Cómo no voy a llorar, si la veo aquí tendida, gimiendo desconsolada porque cree que mi amor nunca fue lo suficientemente fuerte como para salvarla de la fatalidad. Quisiera que pudiera oír mi voz para pedirle una y mil veces perdón por no haber sido capaz de salvarla, por no ofrecerle una sonrisa más en el día y quizás dos o tres besos más antes de acostarme. No, sé que nada puede aliviar mi pesar, porque su voz ya no me oye, porque he dejado de oírla, y mis ojos ya cansados quieren cerrarse por esta noche y olvidar su imagen para conciliar el sueño que hace días que no aparece. Quisiera que el aire que respiro no fuera tan doloroso ni mortífero, pues alarga mi existencia y yo lamentablemente ya no quiero seguir existiendo, no sin ella. Descansaré mi cabeza sobre su almohada, pues quizás aún conserve el olor de su anterior propietaria. Tendré cerca su foto para besarla a través del frío e inanimado cristal desde el que me observa, congelada en el tiempo, sin envejecer o arrugarse con el paso de los años. Dejaré la ventana abierta para que el viento del verano se cuele a través de la persiana, para poder sentir el tacto de unas manos invisibles que ni tan siquiera se parecen a las suyas. Pero bien sé que yo que nada de esto me dará consuelo, pues mi amor duerme en un lecho de tierra y madera. Y su alma no está tranquila, porque yo no estoy allí con ella para protegerla de sus miedos y temores, de sus inseguridades e incertidumbres. Nadie debería de pasar por lo que yo estoy pasando, pero lamentablemente es una situación que muchas veces no es desconocida en oídos de quien tiene tiempo para escucharnos. Si tuviera la oportunidad de rescatarla lo haría sin pensármelo dos veces, la sacaría del infierno en que yace su alma penitente, pues su enfermedad la alejó de mí, y antes de que me pudiera dar cuenta de lo que la estaba pasando ya era demasiado tarde para ayudarla. Me dejo una nota en la mesilla, una hoja escrita con su puño y letra, y una frase a la que sólo yo le di sentido años más tarde, unas palabras que decían “Seré una flor en el infierno”, y así fue su despedida.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN: http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2013/12/poema-lviii-una-flor-en-el-infierno.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2013 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Lun Nov 12, 2018 1:03 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA LIX- EN LA CALLE DEL OLVIDO AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL JUEVES 26 DE DICIEMBRE DE 2013.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: EN LA CALLE DEL OLVIDO

En la calle del olvido logré dejar atrás mis propias huellas. Olvidé apoyada en un mostrador de madera la manera en la que te amaba. Tiré a un contenedor los besos que sin previo aviso me robabas, con la esperanza de ser más fuerte y fiel al reflejo que en los espejos de las casas vacías veía cuando nadie me miraba. Pero todo cuanto hacía era en vano, pues mi piel añoraba la textura de tus dedos, la movilidad de tu mano meciendo mis cabellos y, mucho más importante que todo esto, siempre recordaba de forma involuntaria la manera en la que débilmente te sentía junto a mí, cuando los sueños venían a buscarme entre la densa niebla que se crea entre las sombras.

Apoyé muchas de tus palabras en las farolas, colgué de los balcones las frases que en tu boca siempre encontraba y dejé atrás el significado que había detrás de cada una de ellas. Pero, sin pretextos o motivos, volvían de nuevo a mi lado para reencontrarse conmigo, y la calidez que me aportaban sin que yo se lo pidiera me conmovía hasta los cimientos, así que tuve que ir recogiendo cada de unas vocales que sobre los techos de Madrid se iban escondiendo por miedo a ser dañadas de nuevo. Yo misma levanté con mis propias manos las viejas tejas de las iglesias y rescaté de los bajos fondos a las vocales que vendían su cuerpo a cambio de una boca que las tuviera siempre presentes en sus labios.

No fue fácil para mí dejar de ser quien era en aquel entonces para volver a reinventarme como persona. Crecer sin que tu cuerpo lo haga también es mi metáfora preferida, pues a tu lado cada día de mi vida podía aprender cosas nuevas y extender mis manos más allá de los horizontes que mis ojos no alcanzaban a ver. Tú, que con tus hazañas simples y llanas provocabas en mi corazón mil y una sensaciones, me hiciste darme cuenta de que la única persona que acabó dañada por el miedo a ser sincera fui yo, porque creí en otras personas, por escuchar a quien no debía, por ser aconsejada por caras que enmascaran sus emociones con falsas sonrisas, te alejé de mi lado creyendo que era lo mejor que podía hacer en mi vida, pero ahora que me he dado cuenta de que no es así quiero volver a darle marcha atrás a mi reloj de bolsillo y así volver a tu lado, de donde nunca debí partir.

En la calle del olvido las personas van y vienen sin mirar atrás, sin pararse a preguntarse si el camino tomado será el que definitivamente les conduzca a la felicidad. Pero yo no quiero seguir saltando por encima de las baldosas ni ser tocada por las frías esquinas por las que el aire pasa sin que nadie pueda hacer nada por evitarlo. Fue por ti que empecé a creer en las frases que los amantes rascan en las cortezas de los árboles. No quiero verte llorar sobre mis viejos vestidos o atesorar los retratos del pasado en los que el tiempo vive encerrado en láminas de cristal. Quiero que los muros que nos separan a día de hoy caigan de una vez por todas. Cariño, hoy correré de nuevo con todas mis fuerzas para estar contigo y decirte que te quiero una y mil veces más que a la vida misma mi amor.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN:

http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2013/12/poema-lix-en-la-calle-del-olvido-me.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2013 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Dom Nov 18, 2018 10:34 pm
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA LX- LA ROSA DE MI LECHO AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL JUEVES 02 DE ENERO DE 2014.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: LA ROSA DE LECHO

Si esta noche es la última que puedo tenerte entre mis brazos haré que sea memorable. De mi boca oirás palabras de amor, expresiones del alma que nunca he dicho o escrito a nadie, salvo para ti, aquí y ahora. Mi cuerpo será mi piano, mi voz tu canción preferida y tus senos desnudos los acordes que emplearé para escribir cada una de las notas que necesitaré para copiar estar bella canción de amor que del alma nace y aflora a través del deseo cuando las yemas de mis dedos se hunden en tu sexo. Oiré como tu voz me llama mientras pronuncias mi nombre entre los gemidos y sollozos que se escapan cuando estás al límite y hundes tus labios sobre mi carne. No descansaré hasta ver la fatiga en tus ojos, el cansancio sobre tu pecho, el letargo en tus ojos y aún así sólo te dejaré descansar unos minutos antes de seguir la partida a la que te he retado.

No, cariño, no es el momento de extender tu mano fuera del lecho, ni la hora de coger tus zapatos para salir de aquí corriendo. Tu falda aún sigue colgada de la percha, tu jersey está exhausto y duerme sobre la madera, a tu ropa interior se le han pegado las sábanas y mi cuerpo aún insatisfecho ruega que tus manos le presten atención antes de que la locura que me provoca el deseo se vuelva una enfermedad crónica. Este mal que padezco no tiene parangón, porque cuanto más me das, más anhelo, y aunque soy consciente de que debo dejarte marchar me excuso ante la idea de quererte tener tendida sobre mi almohada para atropar tu aroma en la punta de mi nariz, rozar mis dedos en tus mejillas, besar tu cuello y dormir apoyado en tu pecho.


Lo sé, sé que no eres mía, que a otro hombre has de satisfacer e incluso amar más de lo que me quieres a mí, pero sólo por esta noche dame ese sueño con el que poder alimentar mis esperanzas rotas. Déjame soñar entre tus brazos, ser la espinas que protegen a su rosa, porque eso es lo que eres para mí. Como un baile en sus últimos segundos de vida, como una estrella a punto de extinguirse en el firmamento, como una nota inacabada en un pentagrama mi amor por ti tarde o temprano tendrá que quedarse en el cajón de las promesas rotas. Pero aún quedan unos segundos antes de que el cielo me condene a estar sin ti de nuevo, por unas horas, quizás unos días o a mi pesar por años. No sé lo que vendrá con la salida del sol, pero no me importa ya, porque a ti te tendré que dejar marchar. Aunque mis dedos no quieran y mis manos te sujeten con fuerza, mi vida la hora de decir adiós ha llegado con el final de esta canción.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN:

http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2014/01/poema-lx-la-rosa-de-mi-lecho-akasha.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2014 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Dom Nov 18, 2018 10:38 pm
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA LXI- ENVEJECER CONTIGO AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL JUEVES 13 DE ENERO DE 2014.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: ENVEJECER CONTIGO

Ven, quédate aquí a mi lado hasta que seamos ancianos y nuestras arrugadas manos aún entrelazadas por el paso de los años cuenten en las líneas de la piel nuestra vida en común. Déjame oír tu voz una vez y otra hasta que sin aliento te quedes, o de la fatiga caigas rendida por complacer a mi tonto deseo de ser querido por tu boca. Quiero ser para ti esa promesa que nace del amor, esa frase que siempre parece estar en boca de los enamorados que se juran amor eterno al cobijo del cielo estrellado. Deseo amarte más de lo que ya lo hago en cada etapa de tu vida, en la que ansió crecer contigo como amigo, como compañero, persona y marido. No puedo prometerte, vida mía, un mundo en el que la tonalidad dominante sea del mismo color que la flor que crece a los pies de tu jardín, pero lo que sí que puedo darte es una paleta de colores para que tú pintes del tono que más te guste cada momento de tu vida. Tampoco quiero darte aquello que no tengo ahora y que quizás nunca sea mío, salvo mi corazón que sé que late con fuerza en el interior de mi pecho; eso sí que te lo puedo ofrecer, si lo quieres es tuyo; corre, tómalo antes de que se marchite y ya sea demasiado tarde como para recogerlo y llevártelo lejos. Haz lo que quieras con él, pero lo que me gustaría de verdad que hicieras es que lo quisieras con todas tus fuerzas y que de vez en cuando le dieras de comer caricias y besos que sólo estuvieran destinados a calmar su sensación de soledad, cuando no le puedes prestar atención. En un lecho de sábanas o sobre un manto de flores frescas quiero rodar contigo ladera abajo o caer sobre la cama aún hecha para dormir a tu lado hoy, mañana y todos los días que viva. Sé que otros hombres te prometerán fortuna y riqueza, fama y prestigio, sueños escritos en las estrellas; pero yo que soy un hombre humilde tengo los bolsillos vacíos de monedas, pero te juro que si me eliges nunca tendrás que preocuparte por pasar hambre, porque viajaré hasta los confines del mundo para traerte en bandejas de plata los más deliciosos manjares. Amarte de la forma en la que te amo es mi más ansiado deseo, hacerte feliz es mi meta, pues toda tú eres mi sueño y esperanza. Así que dime, vida mía, ¿qué eliges? Cuéntamelo mientras apoyas tu mirada sobre la mía y mi brazo descansa sobre tus hombros, y somos ajenos a los años que pasan sin que envejezcamos en este papel llamado fotografía. Hoy estaremos aquí, mañana uno de los dos faltará, y después nos tendremos que despedir de aquellos a quienes queremos, pero lo que debes de tener muy presente en tu cabeza es que yo siempre viviré en tus recuerdos, en las imágenes que, congeladas en el tiempo, han quedado para recordar al hombre que fui. Devoto de tu persona, fiel a tus emociones, un loco soñador que aún sigue enamorado de ti a pesar de que ya no puedo decirte todos los días de mi vida lo mucho que significaste en ella.

TAMBIÉN DISPONIBLE EN:

http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2014/01/poema-lxi-envejecer-contigo-akasha.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2014 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Dom Nov 18, 2018 10:41 pm
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA LXII- RECUERDOS DE MI NIÑEZ AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 24 DE FEBRERO DE 2014.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: RECUERDOS DE MI NIÑEZ

Si mi yo del ayer se encontrara con mi yo de hoy tal vez tendrían muchas cosas de las que hablar. A veces tengo la sensación de que he vivido demasiado deprisa, sin llegar a saborear con más cuidado y detalle esas gotas de té que bebía en mi imaginación y que servían en tazas de plástico, desgastadas por el uso de mis manos, pequeñas y diminutas, cuyos mangos astillados por el trajín de los juegos en la terraza de mi casa vivieron sin lugar a dudas tiempos mejores. Si hoy pudiera caminar hacia el ayer ¿qué me diría mi pasado con respecto a mi futuro? Me vería y pensaría; eres más de lo que imaginé, o tal vez: aún seguimos siendo niñas ¿verdad? ¿Aún te gustan esos dulces que a escondidas nos comimos cuando nadie nos miraba? Porque insistías en madurar demasiado deprisa cuando esos zapatos de mamá que no te servían te los ponías e imaginabas como serían en tus pies de mujer, cuyos tacones resonarían en los pasillos del andén, donde tantas veces te imaginaste siendo adulta en lugar de disfrutar del viaje sentada en tu asiento, viendo a los mayores correr de un lado para otro sin saber muy bien a que venían tantas prisas. Lo que más añoro de mi infancia es el tiempo que uno pierde en creer que tenemos que ser adultos demasiado deprisa para que dejen de tratarnos como a niños y nos vean como a iguales. Si mi yo, que ahora vive este presente, pudiera verse cara a cara con ese yo del pasado, me sentaría a pasar más tiempo conmigo misma, para hablar de esos sueños que arrinconados quedaron en alguna esquina por miedo a ser cumplidos, jugaría a alimentar esa imaginación a la tuve muy poco tiempo para dedicarme por completo. Animaría a esa niña sin amigos a ver el mundo desde otra perspectiva, y alentarla cuando las fuerzas le flaquearan. Le diría que todo irá bien, porque ya me ves, aquí estoy para que veas que lo que te cuento es verdad. De los malos momentos aprenderás y te harás más fuerte, las amistades cambiarán y vivirás etapas de soledad que te harán valorarte para seguir avanzando, y conocerás de inmediato a personas que llenarán tu vida y todo volverá a comenzar de nuevo. Amarás y te amarán más que a la vida misma. Y llorarás, pelearás, reirás, y estarás triste y feliz, y así es como has de crecer. Pero aunque todo esto te parezca lejano, casi inalcanzable en estos momentos, recuerda ser siempre tú misma, no intentes complacer a quienes te rodean, tú eres única, como persona eres un ser individual. Sé egoísta, y no te dejes engañar por quienes dicen que las buenas personas son aquellas que viven para el sacrificio a los demás. Tú, que has aprendido a base de ser herida, te darás cuenta de que al final quien se mantiene firme en sus convicciones llega lejos. No olvides nunca esos sueños de niña y adolescente, así como nuestro yo del futuro nos recordará a las tres como alguien que vivió para el mañana con la idea siempre presente de sus recuerdos de la niñez en su vida para seguir madurando como persona.

TAMBIÉN DISPONIBLE EN:

http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2014/02/poema-lxii-recuerdos-de-mi-ninez-akasha.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2014 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Dom Nov 18, 2018 10:45 pm
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA LXIII- SUEÑOS, SOMBRAS Y VICEVERSA AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 10 DE MARZO DE 2014.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: SUEÑOS, SOMBRAS Y VICEVERSA

Uno no debe de ver los días sólo como fechas en el calendario, porque cuando haces eso dejas de sentir que los momentos tienen importancia y se hacen meras rutinas que de vez en cuando nos sobresaltan con alegrías o tristezas que vienen para quedarse o e irse sin previo aviso, sin señal ni domicilio donde las podamos dejar o volver a encontrarnos con ellas en caso de que así lo deseemos. Por eso yo cuando abro los ojos no persigo sombras sino sueños, esos que aún sin hacerse realidad me esperan en el camino sin importar el tiempo que me lleve toparme con ellos, pues tarde o temprano los alcanzaré y con ellos correré hasta la línea de meta, y si no ya lo verás.

Soy un fiel viajero que siempre se sienta en el alféizar de cualquier ventana abierta para poder escalar con la mirada esos rascacielos que nacen al pie de las faldas de la carretera y que cada año crecen regados por los pasos de los transeúntes que no tienen tiempo para mirarlos, salvo los soñadores que como yo plantan ideas en sus tejados y regalan besos a sus habitantes para que sepan que siempre habrá alguien a quien sus vidas le interesen, pues al fin y al cabo sin ellos no podría componer canciones ni llenar de pintura esos lienzos en blanco que duermen en el desván de mi casa deseando ser devueltos a la vida a través del color.

Salto de nube en nube cuando éstas vienen a buscarme para llevarme ante su reina la Luna y allí, recostado entre sus brazos menguantes, cuento historias a todas aquellas estrellas del firmamento que se acercan para oírme relatar las leyendas que los hombres crean en torno a su figura. Y cuando llega la hora de despertar en la tierra bajo uno por uno los escalones de esa escalera que arrimé al cielo para subirme a ella cuando yo quisiera. Y de camino a casa le regalo a la hija de mi vecina una sonrisa, a su gata una caricia y a la madre un guiño que logra revivir su corazón y que deja que de su boca se escape una tímida risilla con la que yo compondré uno o quizás mil versos en nombre del amor.


Y es que la vida sin sueños no puede ser perfecta. Yo soy como un aventurero que imagina encontrar tesoros en las obras cercanas a su casa. Soy el caballero que ha de entregar rosas en nombre del amor a quien me lo pide en el trabajo, porque de cada día yo hago una aventura en la que yo soy el protagonista. No soy un hombre al que la fantasía le venga grande ni tampoco pequeña, pues yo la adapto a mis necesidades según el momento. No condeno a quienes persiguen sus propias metas, pero siento lástima de quienes en el camino tropiezan y abandonan antes de alcanzarlas. Me aterran esos hombres que con sus acciones rompen y quebrantan la esperanza de otros. Pero yo no vivo entre las sombras escondido como los demás, yo nací para hacer realidad esos sueños que muchos han de envidiar.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN:

http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2014/03/poema-lxiii-suenos-sombras-y-viceversa.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2014 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Dom Nov 18, 2018 11:04 pm
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA LXIV- PLACER IMPÍO AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 7 DE ABRIL DE 2014.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: PLACER IMPÍO

¿Qué me ocurre? Pues ni yo lo sé ya. Solamente sé que siento dolor cuando en mi memoria resurges de nuevo, y padezco una sed que omito de forma constante, pero que vuelve a secar mis labios y a agrietar a mi garganta, porque a pesar de que he bebido en miles de bocas y he saciado mi apetito en cientos de lenguas, la tuya es la única capaz de darme lo que quiero cuando menos lo espero. Yo quisiera ser más egoísta para retenerte entre la pared y mi cuerpo desnudo, para tomar de ti lo que otros sólo pueden llegar a trazar en las líneas de la imaginación. Porque aunque no lo sepas o no quieras oírlo, mi corazón sólo habla de ti, cada instante, cada momento y es una dulce pero a su vez amarga tortura, pues en mi interior sólo existe un único deseo: tú. Cuyo nombre nadie iguala aunque compartáis el mismo apelativo; ni tu color de pelo, ni la tonalidad de tus ojos es idéntico al de otras personas, y por ello me desespero, porque he probado muchos cuerpos que se asemejan al tuyo pero no se parecen a ti y al final, en el borde de la cama, en el lecho aún caliente por los movimientos de nuestros cuerpos, aspiro un aroma que no es el tuyo y rompo a llorar como un niño desconsolado que busca la atención de su madre, porque quien quiero tener cerca ya está demasiado lejos y a quien debería amar ni tan siquiera me satisface lo más mínimo. Así que te imploro clemencia para que entiendas cómo me siento, para que seas consciente de que sin ti mi vida no puede tener sentido alguno.

Este placer impío es tal hostil que me doblega a su voluntad, como mi alma lo hace ante ti. Y si hoy volviéramos a encontrarnos, si te dijera hola de nuevo, me pregunto: ¿Qué me responderías? No te he olvidado, ¿cómo podría hacerlo? Si a tu lado he compartido mis mejores momentos, he vuelto a renacer en tu corazón y he muerto en tu interior en el clímax del deseo. Eres la única persona que me has visto tal y como soy por dentro y por fuera. A veces me cuesta creer que tu ausencia sea mi día a día, que tu nombre ahora sólo sea uno más en la pequeña lista de corazones rotos. Sé que no es fácil convertir lo horrendo en belleza, una flor marchita en una viva, pero tampoco es sencillo vivir con la idea de que lo que ya fue no volverá a ser, que lo que tuvimos ahora es pasado y no futuro, que cada uno debe seguir su propio camino para ser feliz cuando en realidad mi fortuna sólo se encuentra en tu corazón y unido a tu destino.

Será el desconsuelo lo que llene mi dolor en las noches en vela o la pasión que aún vive cuando en sueños vuelves a ser sólo para mí. Si alguna vez algo de lo que dijiste fue verdad ven a buscarme a la calle donde la esperanza tiene el mismo nombre, donde los corazones rotos son sanados por el perdón, donde hay retratos colgados que demuestran que hubo un pasado común, pues las hojas tronchadas ahora están unidas por cintas adhesivas que unen lo que tiempo atrás otras manos separaron. Y así, con este tonto e irracional pensamiento, sigo esperándote en el banco del olvido, con la mano aún extendida, aguardando a que tus dedos se enreden en los míos y tu boca me llame por mi nombre y mi corazón se una a ti, está vez de nuevo y para siempre.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN:

http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2014/04/poema-lxiv-placer-impio-akasha-valentine.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2014 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Dom Nov 18, 2018 11:05 pm
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA LXV- POR TI AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL JUEVES 10 DE ABRIL DE 2014.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: POR TI

Por ti qué no haría yo, si con sólo imaginarte las palabras ya empiezan a formarse. En mi boca o en mi cabeza, no importa donde las escriba o como te las diga, sólo quiero que las oigas no una sino mil veces y que formen parte de tu vida y de tu día a día. Cariño, si para que entiendas lo que quiero decirte debo correr mil millas lo haré, nadaré en las frías aguas del Ártico, y caminaré sin descanso para conquistar todas las dunas del desierto, porque quiero darte ese verso que necesitas para calzarte cada día, y después robarte esa sonrisa con la taza del desayuno, cuando sigas el camino de las notas amarillas hasta la ventana del patio, donde cantaré para ti todas las melodías escritas en nombre del amor. No soy un hombre grande si no estoy a tu lado, cojeo si de tu mano no puedo sostenerme, y no puedo componer canciones si no eres mi pentagrama y tus ojos las notas que sirven para inspirarlo. Extiende tu mano, cariño, pues mis dedos te tocarán aunque estemos en puntos distintos del mundo; sólo quiero oír tu voz no una ni dos veces, sino infinidad de ellas para escucharte llamarme por mi nombre o para oírte sin que tengas nada más que decirme. Me siento arropado por el viento en esta mañana en la que he colgado al sol al pie de tu ventana para darte los buenos días, princesa, para decirte lo mucho que me importas cada instante de mi corta existencia. Yo quisiera abrir mi pecho y darte mi corazón como recuerdo para que sólo tú seas dueña de él, para que nadie más que tú tenga acceso a mis sentimientos y juegues dulcemente con ellos y te arropes en las frías noches en las que yo no estoy para poder hacerlo con mi cuerpo. Qué locura me invade al hablar de ti de la forma en la que lo hago, siento que soy más fuerte cuando me miras, y más vulnerable cuando no te tengo a mi lado para apoyarnos mutuamente. Quiero aplaudir bien alto, con las manos por encima de mi cabeza, para que todo el mundo me vea y sienta mi felicidad como parte de su vida. Yo, que nunca he sido un hombre romántico, aquí estoy expresándote cuánto me importas con palabras que encadenados entre sí forman a veces rimas y otras veces frases cortas que bien acompañadas danzan entre mis yemas aligerando la pesada carga de ser comprendido por el ojo ajeno de quien las lea. Cariño, he iniciado un viaje un único en la vida, y todo esto ha sido gracias a ti, a tu voz por darme la fuerza de los sueños, a tu boca por ser mi alimento, a tu cuerpo por que es mi refugio cuando las balas de la envidia me hieren y a veces llegan incluso a matarme. Es por ti que revivo del infierno y extiendo mis alas hacia el cielo, cuando te nombro y me escuchas, me apoyas y me haces salir adelante. Ven hoy quiero darte aquello que nunca tuviste; un cielo estrellado sólo para ti, una luna menguante en la que dormir, unos tejados en los que poder jugar y un horizonte donde poner tus sueños a salvo de las palabras que pueden herirlos. Hoy te daré una caja de sueños para que los vivas como quieras, para que me tengas siempre presente en tu vida.

TAMBIÉN DISPONIBLE EN:

http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2014/04/poema-lxv-por-ti-akasha-valentine.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2014 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Dom Nov 18, 2018 11:10 pm
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA LXVI- AL PIE DEL RÍO AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 14 DE ABRIL DE 2014.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: AL PIE DEL RÍO

No me quiero entretener más de la cuenta explicando los motivos que me han llevado a iniciar tan largo viaje, pero lo hecho, hecho está y no puedo rectificar mis errores, así que he cogido la mano de mi pequeña Sharon y la he apretado con fuerza contra mis grandes dedos para que sienta mi cariño por ella, para que vea que lo que hice aquel día era por su propio bien. Y aun así no pude evitar dejar escapar una lágrima por el rabillo del ojo desde el que no podía ver, y sentí como mi corazón se volvía una carga, así que me lo quité de encima y sin emociones emprendí mi largo viaje con un único billete: sólo ida.

De piedra en piedra fui saltando el traicionero río, y nadé en algunas ocasiones para tomar tierras vírgenes donde ningún hombre antes había posado sus piernas. Al pie del fuego cantaba canciones con mi armónica y a las estrellas se las entregaba con la dirección de mi hija Sharon para que cuando las viera desde su cama pensara en mí, aunque posiblemente su madre se las quitase de la cabeza nada más oírla tararear pronunciando mi nombre en las estrofas con un “te quiero al final, daddy”. Añoro el tacto de la piel de mi niña, o la forma en la que solía abrazar mis piernas nada más despertarse. Pero en este viaje de miles de kilómetros sin retorno mi preciosa pequeña no puede seguir a su príncipe azul ahora convertido en prófugo.

Y así, con el amargo sabor de una despedida, seco mi garganta en bares clandestinos donde los sueños se ahogan en copas sucias y cargadas de alcohol barato mientras cientos de hombres y mujeres como yo narran su trágico destino al camarero que no les presta atención desde el otro lado de la barra del bar, pues él ya tiene sus propios problemas de dinero. Si he de decir algo de mi equipaje, es que es tan ligero que siempre lo llevo puesto y alguna vez algún buen samaritano me regala una camisa o un vaquero con el que vestirme y dejar atrás mis desgastadas y malolientes prendas. Duermo donde se me permite hacerlo, en las esquinas de las calles o sobre la fresca hierba de los campos que a mi hija tanto le hubiera gustado ver.

No puedo quitarme de encima la tremenda carga que pesa sobre mis hombros, y es que aquella trágica noche donde mi destino se truncó para siempre le quité la vida a un hombre de familia que como yo sólo hacía su trabajo. Fue el error de creer que iba a atacarme tras una pelea lo que me impulsó a empujarle hacia atrás, y cayó al pie de la cantera donde su cuerpo se fracturó y su boca de sangre se le llenó. Y tan cobarde fui que huí sin prestarle ayuda, sin asegurarme de si aún seguía vivo; tenía miedo de que me condenaran por error y así fue como emprendí este viaje sin retorno al pie del río donde el incesante sonido me recuerda a mi destino, pues siempre resonará en mi cabeza el grito de aquel hombre cayendo al vacío intentando aferrarse a mi mano sin llegar a conseguirlo.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN:

http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2014/04/poema-lxvi-al-pie-del-rio-akasha.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2014 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Dom Nov 18, 2018 11:14 pm
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA LXVII- MI SOLITARIA VIDA AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 19 DE MAYO DE 2014.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: MI SOLITARIA VIDA

Acumulando polvo están los sueños que nunca hicimos realidad. Ocultos a la vista en viejas cajas de cartón, aparcados en una esquina de la casa que nunca llegamos a compartir en la buhardilla comunitaria. Allí dejé antes de irme notas de papel convertidas en pájaros sin alas, sujetos por las esquinas de los tejados, las cartas de amor que un día con pasión me escribiste, pero ahora ya no significan nada, pues sólo son agua de borrajas en mi corazón. El rumbo que tomamos ahora tiene caminos distintos, cuando yo voy al Norte tú estás en el Sur y si yo me dirijo al Oeste tú ya estás en el Este, y nunca tenemos un punto cardinal en el que encontrarnos para hablar sobre lo que pudo ir mal. A veces sé que pienso en demasiadas cosas, y otras veces mi cabeza está tan cansada que ya no quiere meditar por más tiempo en qué momento nos pudimos equivocar.

Mucho antes de conocerte creía en el amor verdadero, ahora sé que el amor es sólo una ilusión que vive encerrada en los libros de lomos gruesos escritos por mujeres de mediana de edad que viven las vidas de sus protagonistas como si fueran las suyas propias. E, infatigable, me he vuelto una lectora habitual de esos sueños que se venden en papel y que a mí me gusta coleccionar en los estantes que cuelgan de la pared, donde cada día vivo una vida diferente a la mía para no tener que enfrentarme a la verdad de los hechos y es que tú no eres igual a ellos, a esos protagonistas que regalan a sus mujeres risas y besos, caricias y sueños que al final de la página se harán realidad. Pero debo conformarme con lo poco que me queda ya, pues me has hecho darme cuenta de que sólo era una chica de pueblo inocente que creyó en las promesas de un vulgar ladrón de ciudad.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN:

http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2014/05/poema-lxvii-mi-solitaria-vida-akasha.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2014 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Dom Nov 18, 2018 11:23 pm
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA LXVIII- SUEÑOS BAJO MI ALMOHADA AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 10 DE JUNIO DE 2014.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: SUEÑOS BAJO MI ALMOHADA

Quiero yacer en un sueño del que nunca más vuelva a despertar, para después volver a revivir en un mundo completamente diferente al que atrás deje, donde tu voz sigue siendo tuya y en tus labios pueda llegar a oír mi nombre cuando me llames, para posteriormente alcanzarte con las yemas de mis dedos y tocarte con las puntas de éstos, ser cobijada entre tus brazos y descansar mis pensamientos sobre tu pecho. Quiero vivir en un espacio donde la juventud no envejezca y las horas no condenen a las promesas que se quedaron ancladas en el pasado y que aún esperan su oportunidad. No quiero dejar caer mis párpados para tapar así en mis ojos esas lágrimas que nunca debieron nacer en ellos, y mucho menos ansío llevarme conmigo esas palabras de dolor y sufrimiento que entre los muros de las calles se quedaron como sombras penitentes esperando mi regreso. Anhelo con desesperación la forma en la que mi figura se movía entre el aire, tu cuerpo y las sábanas, donde los abrazos nunca tenían un final y los besos siempre seguían caminos diferentes hasta llegar al punto de inicio, donde volvían a empezar.


Tal vez esté pidiendo demasiado, pero es que si no te tengo aquí a mi lado siento que no puedo nadar contra corriente, y las palabras de aquellos que me rodean lo único que logran es traerme dolor y malas sensaciones, pues al nombrarte no te hacen justicia y al no mencionarte me hieren, pues ellos ni tan siquiera se molestaron en conocerte. Y así paso los días, imaginándote en cada esquina de la casa, buscándote con desesperación allá donde quiera qué hayas podido estar. Y mis labios siempre te llaman, pero mi boca no puede callar por más qué le implore hacerlo, pues bien sé que los muertos de la tierra no se pueden levantar, y nunca más volverás a beber de mi lengua estos besos que sólo en sueños puedes alcanzar. Por ello sólo quiero decirte que me perdones por no haber sido capaz de ser más fuerte cuando en realidad sólo tenía que haber seguido mirando hacia delante. Quizás, y aunque no estoy del todo segura, tú siempre fuiste y serás mi brújula, la que guio mi destino sin llegar a saberlo; y tú sin decírmelo te fuiste de mi lado, mi amor, dejándome perdida en mitad del camino.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN:

http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2014/06/poema-xlviii-suenos-bajo-la-almohada.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2013 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Dom Nov 18, 2018 11:31 pm
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 5423
Responder citando
Imagen

POEMA LXIX- EN LA NOSTALGIA DEL TIEMPO. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL LUNES 16 DE JUNIO DE 2014.

LECTURA COMPLETA DE LA OBRA: EN LA NOSTALGIA DEL TIEMPO.

Qué difícil es levantarse cada día buscando un motivo por el que vivir. Pues hasta ayer tú eras mi presente y mi futuro y ahora debo conformarme con sólo recordarte con un puñado de imágenes que aún en mi cabeza permanecen desordenadas y pienso que tal vez habría estado bien si te hubiese dedicado un par de minutos aquel día, unos segundos en aquel momento, unas horas en ese lugar e incluso unos días sólo para ti en el calendario con la esperanza de hacerte sentir única y especial. Pero ahora que lo sé ya es demasiado tarde para colocar con mis dedos tus cabellos despeinados por el aire de la playa y besarte momentos después sin previo aviso cuando el sol estuviese a los pies de falda y la espuma del mar tocando las yemas de tus dedos, con la arena fija en tu piel y tu corazón latiendo eufórico y sin descanso sólo para hacerme feliz.

Ahora sé cuanto duele mirarte sin poder verte e la cara, sólo a través de viejas fotografías en las que congelados en el tiempo me recuerdan de manera constante que fuimos uno solo en aquella época, y ahora que me doy cuenta de que ese unidad ya no está ahí, y me rompe el alma y me provoca un sin fin de emociones con las que me cuesta lidiar. Me hubiese gustado sollozar sin descanso entre tus brazos, cuando oí de tu boca a la repentina realidad hablar en tu nombre, y es que aunque ahora te dijese como me siento o lo mucho te amo, siento que en tu vida ya no tengo razones ni motivos por los que merezca estar, así que me veo obligado a seguir caminando con la mirada fija y sin poder volverla atrás, para no desmoronarme y perder el rumbo de la realidad. Sería para mi como un regalo caído del cielo encontrar esa emoción que anclada en el ayer me devolviese aquello que perdí, pero no logró encontrarla aunque la he buscado con tesón y persistencia en todos los rincones del mundo en los que estuve contigo, tal vez, sólo sea yo la única persona interesada en encontrarla, y por eso no soy capaz de hallarla porque tú no estás aquí para ayudarme.

Ojalá te vaya bien en la vida, donde espero que nada te haga llorar. Me gustaría saber si sigues mirando con el mismo interés al futuro, si aún conservas esos sueños de los que en el silencio de la noche solías hablarme antes de dormir, si aún te siguen asustando esos miedos que no eras capaz de vencer, o si te gustan las mismas cosas que hasta ayer te emocionaban como a ninguna otra persona. A veces me pregunto qué imagen tendrá tu cara cuando terminas de leer un nuevo libro, o la forma en la que tus dedos se articulan para sostener esa taza de café en la mañana cuando apoyas los brazos sobre la ventana para contemplar el amanecer. Resulta raro seguir pensando en ti de esta manera, pero es que tú dejaste en mí una huella imborrable de la que no me quiero deshacer con facilidad. Por eso te pido que si alguna vez añoras a las nostalgia, aunque sólo sea durante un instante, le pidas al tiempo pasado que vuelva a ser presente y a mi corazón tu futuro, para darme de nuevo una nueva oportunidad y un sentido por el que merezca seguir viviendo hasta el final de mis días.


TAMBIÉN DISPONIBLE EN:

http://poemasdeakashavalentine.blogspot.com.es/2014/06/poema-lxix-en-la-nostalgia-del-tiempo.html

NOTA LEGAL: Akasha Valentine 2013 ©. La autora es propietaria de esta obra y tiene todos los derechos reservados. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2020.


Dom Nov 18, 2018 11:43 pm
Perfil WWW
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 103 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron
Powered by phpBB® Forum Software © phpBB Group
Designed by ST Software for PTF.
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España