Buscar temas sin respuesta | Ver temas activos Fecha actual Lun Dic 06, 2021 5:30 pm



Responder al tema  [ 38 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3  Siguiente
Poesía Independiente de Akasha Valentine. 
Autor Mensaje
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 4860
Responder citando
Imagen

"Poesía Independiente de Akasha Valentine" sección dedicada a la prosa poética cuya divulgación se encuentra exclusivamente en nuestra Web/Foro.

LISTADO DE OBRAS PUBLICADAS

OBRA NÚMERO I - POEMAS INDEPENDIENTES. BUCEANDO EN EL AMOR. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 03/01/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/2618

OBRA NÚMERO II - POEMAS INDEPENDIENTES. COMO SI FUERA UN SUEÑO. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 07/01/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/2647

OBRA NÚMERO III - POEMAS INDEPENDIENTES. ADIÓS. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 10/01/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/4585

OBRA NÚMERO IV - POEMAS INDEPENDIENTES. LOS MOMENTOS QUE DEJAMOS PASAR. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 15/01/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/2707

OBRA NÚMERO V - POEMAS INDEPENDIENTES. HUIR DEL DOLOR. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 17/01/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/2713

OBRA NÚMERO VI - POEMAS INDEPENDIENTES. MI VIDA SIN TI. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 22/01/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/2765

OBRA NÚMERO VII - POEMAS INDEPENDIENTES. SIN ATREVERNOS A SOÑAR. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 24/01/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/2798

OBRA NÚMERO VIII - POEMAS INDEPENDIENTES. SOLTÉ TU MANO. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 29/01/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/2806

OBRA NÚMERO IX - POEMAS INDEPENDIENTES. QUIERO QUE SIGAS A MI LADO. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 31/01/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/2999

OBRA NÚMERO X - POEMAS INDEPENDIENTES. DESGASTADAS EMOCIONES. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 05/02/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3022

OBRA NÚMERO XI - POEMAS INDEPENDIENTES. EN EL INVIERNO DE MI VIDA. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 07/02/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3036

OBRA NÚMERO XII - POEMAS INDEPENDIENTES. LE AMO. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 12/02/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3063

OBRA NÚMERO XIII - POEMAS INDEPENDIENTES. EL AYER NO VOLVERÁ Y EL MAÑANA SERÁ INCIERTO. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 14/02/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3063

OBRA NÚMERO XIV - POEMAS INDEPENDIENTES. SIERVO DEL AMOR. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 19/02/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3082

OBRA NÚMERO XV - POEMAS INDEPENDIENTES. MIRARLA ES PENSAR. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 21/02/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3092

OBRA NÚMERO XVI - POEMAS INDEPENDIENTES. EMPÁPATE DE MIS EMOCIONES. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 26/02/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3314

OBRA NÚMERO XVII - POEMAS INDEPENDIENTES. IMPÍO PLACER. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 28/02/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3405

OBRA NÚMERO XVIII - POEMAS INDEPENDIENTES. LA FUGA DEL TIEMPO. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 04/03/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3447

OBRA NÚMERO XIX - POEMAS INDEPENDIENTES. HABÍA UNA VEZ. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 06/03/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3488

OBRA NÚMERO XX - POEMAS INDEPENDIENTES. VIDAS EXHILIADAS. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 11/03/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3502

OBRA NÚMERO XXI - POEMAS INDEPENDIENTES. EL SUEÑO DE LOS AMANTES. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 13/03/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3530

OBRA NÚMERO XXII - POEMAS INDEPENDIENTES. LO QUE NO SE DICE . AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 18/03/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3574

OBRA NÚMERO XXIII - POEMAS INDEPENDIENTES. TIERRA DE SUEÑOS PRESTADOS . AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 20/03/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3584

OBRA NÚMERO XXIV - POEMAS INDEPENDIENTES. TODOS HABLAMOS EL MISMO IDIOMA CUANDO SE TRATA DEL AMOR. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 25/03/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3591

OBRA NÚMERO XXV - POEMAS INDEPENDIENTES. VIDAS CON FECHA DE CADUCIDAD . AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 27/03/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3663

OBRA NÚMERO XXVI - POEMAS INDEPENDIENTES. QUIÉN SABE NADA ACERCA DE SU DESTINO . AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 01/04/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3669

OBRA NÚMERO XXVII - POEMAS INDEPENDIENTES. LOS SUEÑOS QUE SE QUEDARON EN EL CAMINO. . AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 03/04/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3724

OBRA NÚMERO XXVIII - POEMAS INDEPENDIENTES. OÍR MI NOMBRE EN TU BOCA . AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 08/04/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3774

OBRA NÚMERO XXIX - POEMAS INDEPENDIENTES. SUPE QUE ERA ELLA . AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 10/04/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3805

OBRA NÚMERO XXX - POEMAS INDEPENDIENTES. AQUELLO QUE SE PIERDE NUNCA VUELVE. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 15/04/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3927

OBRA NÚMERO XXXI - POEMAS INDEPENDIENTES. ETERNA NOCHE. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 17/04/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/4187

OBRA NÚMERO XXXII - POEMAS INDEPENDIENTES. LA ÚLTIMA PÁGINA DE TU VIDA. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 22/04/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/4188

OBRA NÚMERO XXXIII - POEMAS INDEPENDIENTES. OLVIDÉMOSLO TODO. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 24/04/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/4205

OBRA NÚMERO XXXIV - POEMAS INDEPENDIENTES. ALGO ENTRE NOSOTROS. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 29/04/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/4572

OBRA NÚMERO XXXV - POEMAS INDEPENDIENTES. TÚ Y YO. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 01/05/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/4583

OBRA NÚMERO XXXVI - POEMAS INDEPENDIENTES. OLVIDAR ES ALGO MÁS. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 06/05/2012. MÁS INFORMACIÓN EN:

http://www.akashavalentine.com/akasha/node/4607

Nota: Todos los poemas aquí publicados son de Akasha Valentine © 2012 , y la autora es propietaria de los derechos de autor. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2021.


Mié Jun 27, 2018 11:22 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 4860
Responder citando
Imagen

OBRA NÚMERO I - POEMAS INDEPENDIENTES. BUCEANDO EN EL AMOR. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 03/01/2012.

Tan intenso que es imposible no perder la cabeza, tan frágil que temo dejarlo libre mientras lo aferro con suma precaución entre mis manos, tan humano que casi me parece irreal, sumamente necesario y a su vez en perfecta unión con otro ser, así es el amor que siento por ti, un sentimiento que nos atrae como un polo opuesto, cuya felicidad es capaz de desbordar a mi corazón y hacerme dar saltos de alegría hasta quedarme agotado por el sobreesfuerzo. Agitado, inseguro de mi mismo, acepto de buen grado las pequeñas sacudidas que me da mi cuerpo cuando pienso en ti y en el tiempo que aún nos queda por vivir. Cierro los ojos, no por miedo, tampoco echo el telón para ofuscar a mi vista de la plácida e intensa luz que se alza sobre los gigantes de hormigón, simplemente lo hago porque así me cuesta menos traerte de vuelta a mi mente, mientras buceo con todo mi ser sumergido en el océano de los sentimientos intentando comprender un poco más esta nueva experiencia a la que no estoy acostumbrado.

Aunque apoye concienzudamente la cabeza contra el asiento, quiero que sepas que esta fatiga la acepto de buen grado, y que no me importa tener que descansar de forma intermitente mientras dormito en un ligero sueño, porque sé que cuando abras los ojos un nuevo mundo más fantástico que el que deje muchos años atrás se abrirá paso a través de mis sentidos para darme la oportunidad de vislumbrar lugares que ni en mis más ambiciosos sueños pude imaginar. Instintivamente apoyo mi mano sobre este claro que se cuela a través de mi ventana y me invita a surcar su cuerpo incandescente mientras formo con la yema de mis imperfectos dedos la silueta que tiene tu figura en este cuerpo traslucido. Si las codiciosas sombras me acechan sólo tengo que proyectar la luz que me guía hasta ti cada día sobre sus fríos cuerpos, para que entiendan que ya no soy quien fui y ya no necesito por más tiempo de su molesta compañía para sentirme querido por alguien que no merece estar en mi vida. Tengo tantas cosas que agradecerte que no sé por donde empezar, así que encontraré el principio en esta canción que te dedico con todo mi amor.

Tengo ganas de volverte a ver, y ya sé que sólo han pasado dos horas desde que te dije ¡Adiós! Nos volveremos a ver. Pero sé que a ti no tengo que explicarte nada, pues tú ya lo entiendes muy bien sin necesidad de palabras, cada vez que tengo que dejarte atrás siento que mi corazón se parte en mil pedazos imposibles de reconstruir, pero rápidamente llegas a mi vida de nuevo para encajar todas esas pequeñas y cortantes piezas que parecen imposibles de unir y una vez más haces tu magia y mi mundo vuelve a estar en perfecta sintonía. Tiemblo cuando tus dedos surcan la tela que cubre mi cuerpo, me excito con el simple hecho de sentir el roce de tu epidermis sobre mi piel desnuda, y quiero hacerte mía sin importar el momento, pero contengo mis ganas, y ese deseo lo transformo en bellas palabras que me ayudan a surcar tu cuerpo de mujer, a enrojecer tus mejillas y a sofocar el deseo que nos ahoga hasta dejarnos sin aliento mientras no ceso de preguntarme ¿cómo es posible que la diosa fortuna me pueda acompañar, si siento que no soy merecedor de ella? Y solo necesito una mirada tuya para comprender que no hay nadie mejor en tu vida que yo, pues soy la única persona que se merece bucear en el océano que tu amor me entrega cada día sin previo aviso ni tiempo al que rendir cuentas.


TAMBIÉN SE ENCUENTRA DISPONIBLE EN: http://www.akashavalentine.com/akasha/node/2618

Nota: Todos los poemas aquí publicados son de Akasha Valentine © 2012, y la autora es propietaria de los derechos de autor. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2021.


Mié Jun 27, 2018 11:22 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 4860
Responder citando
Imagen

OBRA NÚMERO II - POEMAS INDEPENDIENTES. COMO SI FUERA UN SUEÑO. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 15/07/2012.

Besos que se pierden con el rocío de la mañana, palabras que se quedan enganchadas en las ramas de los árboles perennes, miradas que no dicen nada y labios sellados por miedo a descubrir el rechazo de quienes amamos en silencio. Suaves gestos que me hechizan, movimientos que son capaces de atraer toda mi atención incluso llegando a obligar a mis ojos a no pestañear con el único fin de no perder en ningún momento la atención de lo que esta sucediendo. Heridas que nos marcan sin dejar cicatrices, emociones irracionales que me abordan casi por descuido, texturas nuevas que hacen que tus besos sean como descargas eléctricas capaces de sacudir todo mi cuerpo. ¿Acaso el amor tiene un color con el que define nuestros rostros? Pues casi sin darme cuenta mis mejillas se han ruborizado, aplastando el tono natural de mi piel e imponiéndose sobre ellas una tonalidad más rosada y viva. Vocales que ahogan a mi garganta, términos cuyo significado agrieta mi boca y enmudece a mis carnosos labios, así es como me siento cada vez que tu cuerpo entra en contacto con el mío a través de una caricia, una carantoña o un simple mimo.

Como si se tratase de un sueño, puedo ver a través del interior de tus ojos a mi propia alma, la encuentro en un estado sereno, tranquilo, acomodada plácidamente por tus pupilas y mecida por el tono de tu iris. Nerviosamente cierro los ojos, mis cejas tiemblan de forma descontrolada, y sólo quiero permanecer en esta cómoda postura el tiempo necesario que me ayude a calmar a este corazón cuyos movimientos son similares a los de un caballo desbocado. ¿Lo entiendes, verdad? Por eso me arropas de la manera en la que lo haces con tus brazos, porque sabes mejor que nadie como me siento cada vez que tu cuerpo se coloca junto al mío. Somos tan frágiles que sentimos miedo de nosotros mismos muchas veces, y recluimos al afecto, la piedad, la ternura, la pasión y la sensibilidad en cárceles de cristal donde todo el mundo puede apreciarlas pero no tocarlas con el único fin de no salir heridos. Somos monstruos de nuestras propias creaciones, seres que no merecen tener sentimientos, pero que nos han sido entregados de buena voluntad para que aprendamos a mediar con ellos. Así es como me siento cada vez que te cuelas en mi mente y te quedas durante horas en esta habitación donde nadie más puede verte.

Te llamo por tu nombre en sueños cuando estoy dormida, sin palabras cuando estoy despierta, para verte evocar una sonrisa, para tenerte controlado y satisfecho, o quizás con el único fin de saber que aún sigo siendo importante en tu vida. Siempre me encuentro atada a tu persona, sin saber quién impuso este yugo de amor en el cuello del otro, pero aunque me retuerza de dolor, o sienta que me ahogo con cada eslabón que cada día de mi vida me impone el mundo, seguiré esperando con mariposas en el estómago y el corazón en un puño ese beso que me robas sin previo aviso, ese gesto amor que nadie más saber imitar, ese sabor único que tiene tu boca cuando se posa sobre la mía. Cariño, te confieso, que me gustaría que el mundo acabara en este mismo segundo para que nunca tuvieras la necesidad de decirme adiós, para que no creyeras que la vida sin mí puede ser mejor para poder estar junto a ti, unida en un abrazo eterno, donde nuestros cálidos cuerpos estarían abrazados de forma permanente y nuestros huesos quedarían atados a la tierra de forma permanente donde nadie más podría despegarlos jamás. ¿Acaso mi amor por ti es una locura, es el sueño de un alma que no es capaz de pensar de forma racional, o esta vulgar palabrería es tan sólo un sueño del que nunca podré despertar? Dime, amor, ¿por qué te amo hasta la locura y no puedo vivir en un mundo en el que tú no existas? Como si se tratase de un sueño, te hablaré algún día de lo que siento por tu persona.


TAMBIÉN SE ENCUENTRA DISPONIBLE EN: http://www.akashavalentine.com/akasha/node/2647

Nota: Todos los poemas aquí publicados son de Akasha Valentine © 2012, y la autora es propietaria de los derechos de autor. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2021.


Mié Jun 27, 2018 11:23 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 4860
Responder citando
Imagen

OBRA NÚMERO III - POEMAS INDEPENDIENTES. ADIÓS. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 24/07/2012.

¡Adiós! No fue una palabra que se inventara para expresar una despedida en nuestros labios, no fue hecha para fabricar desasosiego en nuestros corazones, y tampoco inventada para expresar compungidas emociones que nuestros alegres rostros querrán mostrar jamás. No puedo despedirme de ti, porque no creo en las partidas eternas, porque sé que cuando vuelva sobre mis propios pasos te encontraré en las enseñanzas que me dejaste, porque en el fondo de mi alma sé que los recuerdos son eternos, y el amor que un día encontré sin previo aviso seguirá en aquella vieja habitación vacía esperando a ser rescatado de las garras del olvido.

Hasta el día en que tú llegaste a mi vida nunca me paré a pensar en lo importantes que son las personas que nos rodean, que nos enseñan, nos aconsejan o nos quieren por lo que somos, fue en tu cálida sonrisa donde yo pude hallar una paz que nunca creí que mereciese tener, fue gracias a ti que pude perdonarme a mí misma por todos los errores que cometí en vida, porque sólo tú fuiste capaz de alimentar a mi alma con luz y esperanza, y aunque sienta nostalgia, y añore el tono de tu voz sé que seguirá viviendo en mí aunque un día tus palabras se apaguen y la muerte silencie para siempre tu pequeña boca. No quiero teñir con tristes lágrimas tus ojos, así que aférrate con fuerza a esta promesa, a estos mismos versos que un día alguien escribió desde lo más profundo de su corazón, y yo las hice pasar por mías porque no sabía como formar un verso que te describiera a la perfección.

Perdóname poeta, por hacer creer al mundo que esta obra algún día fue mía, pero tú mejor que nadie sabes lo que es beber de la fuente de la sabiduría para componer estas bellas estrofas que me ayuden a devolverle a esa persona especial todo cuanto me dio y me ofreció a cambio de nada. Yo no tengo la capacidad de pintar un hermoso amanecer, ni de crear vocablos que le lleguen al corazón, pero lo que sí puedo hacer es ponerle voz a este poema, para dárselo a esa persona y homenajearla como realmente se merece. Puedo darle un pequeño sueño que no olvide, pues lo único que deseo regalarle en esta vida antes de partir hacia un lugar desconocido es un recuerdo que no se borre en la eternidad, una fantasía que nunca tenga fecha de caducidad, una propuesta a la que siempre pueda acudir cuando la duda siembre el temor en su angelical alma.

Gracias, una y mil veces te repetiré estas palabras hasta que me quede sin aliento, porque tú fuiste la luz que logró guiarme en un mundo lleno de tinieblas, siempre cogiéndome la mano, sin importar la fatiga o el dolor, el calor o el frío, nunca te rendiste, nunca la apartaste de mi lado aunque yo hiciera todo los posible por liberarte de mi pesada carga. Y es gracias a ti que yo puedo contemplar un nuevo amanecer cada día, con una sonrisa en los labios y los ojos despejados de lágrimas. Ojalá nunca tengas la necesidad de cambiar, porque te quiero tal y como eres, y no importa donde esté o a quien tenga a mi lado, tú siempre rondarás mis pensamientos y llenarás esta copa de vida que se vacía por momentos. Puede que lo olvides, puede que nuestras memorias fallen pero grabaré en mi corazón estas palabras para que el tiempo siempre me recuerde lo mucho que me importas y lo agradecida que estoy por haberte conocido. Así que, muerte, si estás ahí esperándome, ya puedes llevarme porque ya le he dicho a la persona que más quiero cuánto me importa y lo feliz que me ha hecho conocerla. Date prisa, el mañana traerá consigo un nuevo día y ya no podré decirle adiós una vez más porque querré estar de nuevo con ella, sujetando su mano con firmeza mientras caminamos sin rumbo fijo en busca de nuevos lugares en los que imaginar nuevas experiencias para soñar.


TAMBIÉN SE ENCUENTRA DISPONIBLE EN: http://www.akashavalentine.com/akasha/node/2679

Nota: Todos los poemas aquí publicados son de Akasha Valentine © 2012, y la autora es propietaria de los derechos de autor. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2021.


Mié Jun 27, 2018 11:24 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 4860
Responder citando
Imagen

OBRA NÚMERO IV - POEMAS INDEPENDIENTES. LOS MOMENTOS QUE DEJAMOS PASAR. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 15/01/2012.

Un asiento vacío he dejado aquí a mi lado, una pena embriagada por la nostalgia me he llevado como compañera de viaje en una maleta carcomida por los años, una angustiosa sensación que baña ahora los cristales del autobús en el que viajo, y mi cabeza no cesa de balancearse de un lado para otro preguntándose ¿en qué pudimos habernos equivocado para que este amor no funcionara? Cierro los ojos apresuradamente y casi de inmediato vuelvo abrirlos, pues no puedo dejar de mirar al futuro que con incertidumbre se abre paso ante mí, mientras los rayos del sol bañan las copas de los árboles que un día nos cubrieron de ideales y cuyos pensamientos ahora mueren en sus ramas. ¿Dónde van a parar todas esas promesas en las que confiamos un día y las cuales nos abandonaron sin previo aviso una mañana de invierno cualquiera? ¿Acaso el amor que nos profesamos era demasiado débil como para sostenerse por sí solo sin ayuda de nadie? ¿Por qué sigo pensando que si te hubiera hablado en todo momento de forma sincera aún estarías aquí a mi lado contemplando los días y las noches arropada por un sin fin de transeúntes que nos miran sin decirnos nada?

Emociones sin valor alguno, recuerdos rotos que cortan como cuchillas las yemas de mis dedos cada vez que intento recomponerlos, palabras sin valor monetario, y sueños sepultados por la codicia de nuestros corazones; es lo único que nos queda ya después de estar tantos años juntos. Ojalá hubiera sabido atesorar con más cariño esas caricias que me regalabas bajo un marco perfecto donde guardar para siempre esos momentos de intimidad. Quizás fuese mi inexperiencia en el amor, o la falta de tacto, lo que me llevó a no darme cuenta de que debía de haberte prestado más atención cuando la necesitabas. ¿Por qué no te aferré con fuerza a mis brazos? ¿Por qué callé esos vocablos que necesitabas oír de mi boca para que supieras cuánto me gustaban tus gestos de amor? Demasiadas preguntas innecesarias en un momento inoportuno, porque ya no puedo hacer nada para retenerte entre mis manos y guardarte en mi corazón de forma eterna. Extraño tu sonrisa, la silueta que formaban tus labios cuando me contemplaban sin decirme absolutamente nada, eras demasiado especial para mí y nunca supe valorarte realmente como te merecías. Quisiera pedirte una y mil veces perdón, pero ya es demasiado tarde, ya no hay excusas que puedan justificar mi comportamiento ni lugares en los que pueda volver a reconquistar tu corazón.

Tan vacío que incluso el dolor siente pena por mí, tan falto de emociones que hasta la pena llora por mi tristeza, así es como me siento ahora sin ti. En este viejo asiento vacío dejé a mi alma recostada para que muriera lentamente por la pesadumbre que me produce la sola idea de recordarte. Ojalá la muerte se apiadase de mi pobre corazón y me llevase muy lejos, a un lugar donde los recuerdos no tuvieran nombre y las imágenes sólo fueran hojas de papel en blanco donde las personas como yo no pudieran apreciar absolutamente nada. Quiero ahogar mis amargos recuerdos en viejas canciones donde el calvario sea el tema principal y la tortura la melodía que les acompañe. Labios rotos, besos sin dueño, caricias sin cuerpos y amaneceres sin ojos que los contemplen. Te pido perdón una y mil veces. Aunque ya sea demasiado tarde para mí, quiero que sepas que siempre me arrepentiré de no haberte regalado esos simples sueños que un día de primavera te prometí. Ahora que la madurez ha llegado a su punto más álgido en mi vida una nueva pregunta nace en mi interior: ¿eres feliz, amor? Si es así entonces me daré por vencido, porque sé que mi oportunidad ya pasó y lo único que le puedo pedir a la vida es que la persona que hayas escogido para tener a tu lado te regale de buena voluntad todos los caprichos que tu joven corazón pida a cambio de nada.


TAMBIÉN SE ENCUENTRA DISPONIBLE EN: http://www.akashavalentine.com/akasha/node/2707

Nota: Todos los poemas aquí publicados son de Akasha Valentine © 2012 , y la autora es propietaria de los derechos de autor. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2021.


Mié Jun 27, 2018 11:24 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 4860
Responder citando
Imagen

OBRA NÚMERO V - POEMAS INDEPENDIENTES. HUIR DEL DOLOR. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 17/01/2012.

Te miro pero no me ves, te hablo pero no me escuchas, te toco pero no respondes a mis caricias, ¿acaso este momento se está convirtiendo en una despedida repentina? Sé que aún te sigo queriendo y creo que tú aún me sigues amando, pero no importa lo que diga o haga en estos instantes, tú ya has tomado la decisión por mí y has decidido sin previo aviso seguir tu propio camino apartándome de tu lado como si yo nunca te hubiera importado nada. ¿Qué te faltó en esta relación? ¿Qué sobró para que esta unión hubiera sido perfecta? Me gustaría preguntárselo directamente a tu corazón pero sé que me responderá con evasivas, así que me quedo callada esperando a que tus gestos me hablen directamente a la cara. Sé que ya no habrá más momentos de felicidad, estoy completamente segura de que los recuerdos que un día me parecieron los más hermosos de mi vida pronto se convertirán en amargos sueños que querré borrar de mi mente pero que mi alma se negará a perder amparándose en la idea de que tal vez algún día vuelvas a mi lado como si nada de esto hubiera sucedido jamás.

Dime, cariño, ¿qué me queda después de saber que ya no volveré a sonreír como lo hacía antes? ¿Que ya nunca más podré volver a saborear tu boca, ni a perderme en el color de tus ojos mientras te robo una fugaz mirada? ¿Qué consuelo puedo encontrar en esta vida si lo que más me importa se ha ido, olvidándose de mí y de las promesas que un día me juró bajo una cielo lleno de estrellas? Yo te lo diré, absolutamente nada, porque ya no habrá más gestos en los que sobren las palabras, ya no tendremos más momentos de confidencialidad, en los que sólo tú yo seamos los implicados en este amor que poco a poco se va resquebrajando hasta quedarse en nada. Somos como un hermoso sueño que se desvanece con la llegada de un nuevo día, un camino sin retorno que te lleva a ninguna parte, y aquí estoy en medio de la nada, sin saber qué hacer, aferrada a un bote de sueños rotos y rodeada por un mar de lágrimas saladas, donde la pena son sus olas y la desesperación el oleaje que las impulsa. ¿Qué voy a hacer a partir de ahora si todo mi universo giraba en torno a ti?

Ignoras mis preguntas, evadiéndote del mundo con miradas esquivas y con molestos silencios con los que no te atreves a decirme nada. Sueñas con viajar a lugares donde yo nunca podré estar, y por más que intento llamar tu atención lo único que haces tú es cerrar los ojos y esperar a que yo calle y te deje marchar. Ahora mismo no solo estas huyendo de mí, sino también de la responsabilidad que supone la idea de romperle el corazón a alguien. Te amo tanto y con tal fuerza que te voy a dejar ir, aunque en esta partida yo pierda algo más que un corazón dañado por la pena. Quiero que tú mismo te des cuenta de que el mundo que te rodea es más cruel de lo que piensas, y caigas en la cuenta de cuán afortunadas son aquellas personas que tienen a su alrededor a alguien a quien poder amar y aferrarse a esa persona con fuerza cuando la vida les golpea con violencia. Ve, camina solo y estate tranquilo, pues yo seguiré esperando a que vuelvas junto a mí. Llama como quieras a este amor que te ofrezco sin medidas ni plazos, pero quiero que te quede una cosa muy clara, tú siempre serás la única persona en mi vida capaz de hacer que mi propio mundo se tambalee hasta hacerme enloquecer.


TAMBIÉN SE ENCUENTRA DISPONIBLE EN: http://www.akashavalentine.com/akasha/node/2713

Nota: Todos los poemas aquí publicados son de Akasha Valentine © 2012, y la autora es propietaria de los derechos de autor. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2021.


Mié Jun 27, 2018 11:25 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 4860
Responder citando
Imagen

OBRA NÚMERO VI - POEMAS INDEPENDIENTES. MI VIDA SIN TI.. AKASHA VALENTINE PUBLICADO EL 22/01/2012.

Ya no estas aquí, amigo del alma, y tu recuerdo se ha vuelto una imagen distorsionada por el tiempo, emborronada por el dolor, cuyos colores se han esfumado de forma apresurada como si tu persona nunca hubiera tenido tonalidad alguna. Ya nadie me tiende una mano amiga cuando me derrumbo, y entre sollozos soy incapaz de recordar como eran tus dedos cuando aún vivías en este imperfecto mundo donde cada día vivir se ha vuelto una asfixiante agonía que me ahoga hasta dejarme sin aliento. ¿Dónde estás? Quisiera preguntarte. ¿Eres feliz? Y la pregunta que más miedo me da hacerte: ¿te has olvidado de mí? Si tu respuesta es que no, te lo ruego: házmelo saber, susúrraselo al viento para que las hojas del otoño formen mensajes en el suelo que me indiquen que no es así. Pues en mi caso no pasa ni un solo día en que no me acuerde de tu persona, como si nuestra amistad fuera un contrato irrompible al que estuviéramos atados hasta el final de los tiempos.

Ya no hay nuevas piezas que mover en este tablero, el rey ha muerto, y los peones no saben qué posición deben de tomar cuando el juego acaba, así es como me siento cada minuto de mi patética vida, como una ficha sin valor, como un juguete roto sin validez alguna para su dueño. Decirte que te extraño sería justificar al dolor, y no quiero hacerlo, pues no acepto tu repentina partida ni las expresiones de abatimiento que quedan después en los rostros de aquellos que un día te conocieron y no se atrevieron a volver a pronunciar palabra alguna sobre tu persona. Si el cielo es un consuelo, prefiero que mi alma arda en el infierno para sentirme más viva que muerta, para obligarte a descender al mismo abismo donde la locura es incapaz de asomarse por miedo a perderse a sí misma.

Te confieso que mis actos son puramente egoístas, pero no fui yo la que decidió irse sin previo aviso y abandonar a la persona que más te ha querido en vida a su suerte. ¿Qué crees que le sucedió a mi alma cuando la luz que un día iluminó el sendero de mi vida se apagó de repente? Yo te lo diré, aunque puede que no te resulte agradable oírlo: perdí la cordura en la batalla, ahogué mis gritos en un viejo colchón de muelles y enterré mis lágrimas en una almohada sin plumas porque yo misma se las arranqué para después hacerme unas alas con las que poder volar y alcanzar el mismo cielo en el que habitas y por el que me observas. Necesito una tregua, sólo quiero que me liberes de esta atadura que se aferra a mi ser y me obliga a ser una persona sumisa. Si de verdad un día te importé sabrás por qué te lo estoy pidiendo, ya que no puedo caminar por más tiempo con este peso que has cargado sobre mis hombros, pues poco a poco me voy derrumbando y en cualquier momento la pesada carga acabará por matarme.

Amigo del alma, compañero incansable de mis noches en vela, amor prohibido cubierto por el velo de la noche, déjame ser libre para que pueda volver a empezar de cero, para que la muerte no me tiente con objetos afilados cada vez que un aroma, una palabra o un gesto me recuerde a ti. No necesito nada más de tu persona, todo lo que siempre había deseado me lo diste sin esperar nada a cambio, pero te lo ruego, atiende esta última petición que te imploro: no manches tus propias manos con la sangre que corre por mis venas ni cargues con la culpa de mi muerte, déjame soñar con un mundo mejor en el que quizás vuelva a encontrar un pequeño fragmento que me ayude a recordar cómo era ser feliz. He llorado tu pérdida, he consumido mi alma hasta dejarla hecha añicos, he lucido todos los días de mi vida el lúgubre tono con el que nos viste la muerte, pero ahora lo único que deseo es volver a ver un nuevo amanecer para recordarme a mí misma que yo aún sigo viva aunque tú ya no estés aquí.


TAMBIÉN SE ENCUENTRA DISPONIBLE EN: http://www.akashavalentine.com/akasha/node/2765

Nota: Todos los poemas aquí publicados son de Akasha Valentine © 2012, y la autora es propietaria de los derechos de autor. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2021.


Mié Jun 27, 2018 11:25 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 4860
Responder citando
Imagen

OBRA NÚMERO VII - POEMAS INDEPENDIENTES. SIN ATREVERNOS A SOÑAR. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 24/01/2012.

No quiero seguir manteniendo vivo en mi corazón un amor que nunca llegará a buen puerto, pues cada vez que me miro ante el espejo lo único que encuentro reflejado delante de mis ojos es a un alma consumida por el dolor y dañada por la desesperación. Tal vez la insistencia de no sentirme solo me obligue a recordarte una y otra vez hasta llegar a desgastar a mis pensamientos y sólo entonces te traeré de vuelta a mi mente y te cobijaré en mi pecho mientras, arropada por el manto que conforma mi corazón, te cantaré en esta noche de luna llena lo mucho que un día llegué a quererte. ¿Por qué me es imposible olvidar tu plana figura si lo único que añoro de ella es el calor que me trasmitía cuando podía sentir tu piel cubriendo mi cuerpo desnudo? ¿Por qué será que repito la misma hazaña una y otra vez de volver la mirada para encontrarme con un espacio vacío, una puerta cerrada y una imagen cálida que nunca volverá a estar sentada en esas viejas escaleras que un día juré no volver a pisar? ¡Qué impropio por mi parte cobijar sentimientos tan fáciles de destruir, tan sencillos de aplastar que casi da miedo rozarlos suavemente con la yema de los dedos por miedo a que sean quebrados en mil pedazos.

Quiero verte romper ese silencio que nos ata y a su vez nos envuelve con su manto de oscuridad y tinieblas, pero bien sabe Dios que si lo hiciéramos volveríamos a caer en desgracia, y yo no podría volver a dejarte marchar, y tú no volverías a ser la mujer en cuyo corazón laten sentimientos por otro hombre que no soy yo. Sería tan fácil acortar las distancias que incluso tengo que anclar mis pisadas al suelo para no correr en busca de tu persona y sostenerte entre mis delgados brazos mientras te juro un sin fin de promesas imposibles de cumplir, pero aún así fáciles de creer. Quiero que siempre la felicidad ronde tu alma, aunque para ello tenga que condenar a la mía a un mundo decadente y perverso, porque el amor no es siempre un consuelo, y a veces dañamos y nos dañan para aprender a sobrevivir, y mientras tú seas feliz yo estaré bien, porque te habré dejado partir y nunca más te volveré a ver llorar. ¿Lo entiendes, verdad? Si me atrevo a soñar no podrás irte de mi lado jamás, si no me apresuro a echar la llave que me conduce a un reino de felicidad nunca más podrás conocerte a ti misma, porque yo te encerraré en la más alta torre de mis pensamientos y allí morarás eternamente hasta el fin de los tiempos.

Tal vez en un mundo donde las sombras sean libres tú y yo estemos juntos para siempre, pero en esta vida real la felicidad es un premio que no todo el mundo puede llegar a alcanzar. Por eso te digo adiós, para que puedas llorar esta noche y odiarme en la mañana por no haber sido capaz de hacerte entrar en razón, para que algún día pueda ver en tu rostro esa alegría que solamente tú te mereces tener. Date prisa, sal de mi mente antes de que el dolor se vuelva un pesada carga insoportable, pero antes de irte quiero pedirte un último favor, déjame el consuelo que me trae el simple hecho de sostener tu mano durante una milésima de segundo, mientras la negrura nos oculta de un mundo que no nos quiere ver juntos. Ahora déjame llorar un océano de lágrimas saladas e incoloras, para que pueda despedirme de ti sin ninguna clase de remordimientos, mientras este maravilloso sueño que un día me atreví a imaginar llega a su final. No llores más por mí, amor mío, ya he dejado de ser alguien especial para ti, pues si has conseguido llegar hasta el final de estas líneas sin echar esta carta a un lado y venir corriendo hasta mi persona para consolarme es que ya dejé hace mucho tiempo de ser alguien importante en tu vida. Ahora que la soledad sabe donde encontrarme, dile que venga a buscarme deprisa pues ya me siento muy solo desde que soy consciente de que ya no volveré a tenerte a mi lado nunca más.


TAMBIÉN SE ENCUENTRA DISPONIBLE EN: http://www.akashavalentine.com/akasha/node/2798

Nota: Todos los poemas aquí publicados son de Akasha Valentine © 2012, y la autora es propietaria de los derechos de autor. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2021.


Mié Jun 27, 2018 11:26 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 4860
Responder citando
Imagen

OBRA NÚMERO VIII - POEMAS INDEPENDIENTES. SOLTÉ TU MANO. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 29/01/2012.

En algún momento, y no sabría muy bien decir en cuál, comencé a tener la terrible sensación de pérdida e inmediatamente intuí cómo mi mano poco a poco se iba debilitando y mis dedos agarrotando hasta que finalmente nuestras puntas se sostenían débilmente y ya no pudimos estar sujetos por más tiempo, y fue entonces cuando comencé a ser consciente de esta angustiosa necesidad, y aunque intenté negarme a esta clase de sometimiento, una voz interior me hizo callar, oponiéndose a mi voluntad, sellando mis palabras con un pacto y mis labios con su mano. Fue como quedarse pegado en la tela de araña, sometido a la voluntad del más fuerte, esperando el momento de ser ejecutado por tus propias emociones, incapaz de escapar a un lugar donde la calma no parecía estar hecha para mi persona. Repetidas veces intenté tomar aliento para escapar de estas codiciosas sombras que con cada segundo que pasa destruyen una parte de mi alma y se regocijan con mis recuerdos mientras los desnudan para someterlos a toda clase de humillaciones y vejaciones.

¿Acaso no he sufrido ya bastante? ¿Mis gritos de dolor no son lo suficientemente agónicos como para detener está clase de tortura psicológica que me aborda y me domina hasta el punto de no poner en claro mis ideas? No quiero parecer una persona débil, carente de coraje ante la imponente figura que se alza ante mis ojos y que me mira con desprecio, porque cuando le miro directamente a los ojos comprendo que es mi fiel reflejo, y tiemblo por el dolor que sufro al no poder darle palabras con las que después él pueda consolarme. Quiero golpear el suelo con todas mis fuerzas, acallar a esta pena embaucadora que me domina, y pedirle a mi otro yo que se arrodille ante mi persona, no para satisfacer mi ego, sino para darme aquello que me falta y que ya no tengo, unos dedos que me acaricien con suavidad, unas palabras que me digan aquello que tanto deseo oír, una mirada en la que poder ver aquello que me hace especial y por lo que realmente merece la pena vivir.

Pero cuanto más intento convencerme de lo que necesito, peor me voy sintiendo, por que sé que lo que imagino es imposible de hacer realidad, así que una vez más humillado, apaleado y sometido a toda clase de torturas inimaginables, obligo a mi cuerpo a quedarse tendido en un lecho deshecho mientras dejo que las horas se consuman y los días pasen por delante de mis ojos como si no tuvieran importancia alguna. Puede que la culpa de cómo me siento ahora mismo sea tuya o quizás mía, porque nunca debimos dejar que nuestras manos se soltaran, pero ahora que lo he comprendido ya es demasiado tarde para dar marcha atrás y volver a empezar de nuevo. Así que vete, déjame aquí hasta que el dolor se vuelva insoportable y me consuma en la más miserable desgracia, y solamente encuentre consuelo en la muerte. No te detengas, no eches la vista atrás, ya he firmado mi sentencia de muerte en estas palabras, mientras mi hermosa dama negra viene en mi búsqueda para llevarme a un lugar donde ya no sufriré más. O al menos ya no tendré que aceptar la idea de que no volveré a verte jamás por mucho que la esperanza me implore volver a sostener tu mano como tiempo atrás lo hice, cuando el amor aún llenaba mi vida.


TAMBIÉN SE ENCUENTRA DISPONIBLE EN: http://www.akashavalentine.com/akasha/node/2806

Nota: Todos los poemas aquí publicados son de Akasha Valentine © 2012, y la autora es propietaria de los derechos de autor. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2021.


Mié Jun 27, 2018 11:27 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 4860
Responder citando
Imagen

OBRA NÚMERO IX - POEMAS INDEPENDIENTES. QUIERO QUE SIGAS A MI LADO. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 31/01/2012.

No sé por dónde debería empezar, ya que el principio no tiene inicio y el final está demasiado lejos para ser alcanzado por estos pequeños brazos de mi persona. Siento que la fatiga azota sin descanso a mi mente, pero estoy segura de que si emito algún recuerdo durante un solo instante el olvido se apropiará de él, y ya no seré capaz de recuperarlo y habré perdido una parte del tiempo que vivimos juntos; y la sola idea de pensarlo ya me estremece el alma y me encoge el corazón. Ahora que tus ojos están distraídos me detendré en tu rostro el tiempo suficiente para contemplarte y memorizar cada minúscula fibra de tu ser para que cuando cierre los ojos pueda recoger todas las piezas que he creado y traerte de vuelta a mi personal mundo de sueños. Quiero trazar con mis pisadas un sendero seguro para tu persona, un camino personal que llene tu vida de seguridad y emociones tan intensas que siempre tengas ganas de seguir caminando por él. Lo sé, sé que muchas veces pensamos que nada de esto tiene sentido, que lo que estamos viviendo ahora es como un sueño perfecto a punto de ser destruido por la realidad, pero aunque sea así te juro que hallaré el modo de regresar a tu lado y hacerte entender que incluso los soñadores tienen derecho a ser las personas más felices de este cruel mundo que nos rodea.

Tengo tantas cosas que quiero enseñarte, infinitas emociones que expresarte que casi me siento abatida por todas ellas. Quiero correr, sujetarlas entre mis brazos y regalártelas de una sola vez, pero sé que no puedo hacerlo, pues resultaría imprudente llevar a cabo semejante temeridad, así que me he propuesto regalarte una cada día de mi vida, antes de que despiertes; o tal vez te las daré cuando te vayas a dormir, aún no lo he decidido, así que te pido que tengas paciencia y esperes con ilusión a que lleguen sin previo aviso para llenar tu vida durante un segundo, o tal vez durante todo un día, de una felicidad que parece ser irreal e imposible de sostener en nuestros pequeños corazones. Quiero congelar el tiempo, y no me conformo con simples fotografías en las que retratan sonrisas eternas que nunca se cansan o que desaparecerán de forma repentina para dar paso a nuevos sentimientos más maduros y adultos. Necesito algo más duradero, considéralo un acto egoísta por mi parte, pero es que la sola idea de no tenerte de forma permanente a mi lado causa estragos en esta alma encadenada a tu corazón de forma perpetua. ¿Cómo puedo expresarte lo que siento en este trozo de papel desgastado si ni tan siquiera sé por dónde debería empezar? Olvidaré esa hoja y utilizaré como única herramienta el día a día, estando a tu lado, acompañándote con cada paso que des, arropando tus inquietudes y alzando entre mis brazos tus sueños aún sin cumplir.

Sé que llegará el día en que uno de los dos deberá partir a un lugar desconocido, y la duda siembra cada segundo de su vida incertidumbre en los corazones que laten de forma permanente, pero te juro que no importa quién de los dos tenga que marchar, porque yo te llevaré conmigo ya sea en mis recuerdos o en mi corazón. Nunca volverás a estar solo o a sentir ese desaliento que provoca la soledad cuando nos habla cara a cara y destruye casi por completo nuestras ilusiones con una sola palabra. Yo seguiré ahí para sostener tu mano o dejar que la mía sea sujetada por la tuya, sin importar la distancia o el espacio. Porque sin saberlo tú te has convertido en la brújula que guía mi camino asegurando mis pisadas, haciéndome retornar a un mundo donde lo verdaderamente importante es el amor verdadero. Pero todavía falta mucho para que ese día llegue así que quédate a mi lado un poco más de tiempo, aún siento que puedo retenerte entre mis brazos sin sentirme azotada por el dolor. Quiero que te arropes con mi cuerpo y me hables una vez más de ti, de tus sueños, de tus ilusiones, de lo que aún está por llegar, de los amaneceres que aún nos quedan por ver o de la cantidad de besos que me tienes que regalar. Quiero que sigas a mi lado un poco más de tiempo, todavía el cielo nocturno duerme y a nosotros aún nos quedan muchas cosas por contarnos antes de que el día nos invite a vivir una nueva aventura.


TAMBIÉN SE ENCUENTRA DISPONIBLE EN: http://www.akashavalentine.com/akasha/node/2999

Nota: Todos los poemas aquí publicados son de Akasha Valentine © 2012, y la autora es propietaria de los derechos de autor. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2021.


Mié Jun 27, 2018 11:27 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 4860
Responder citando
Imagen

OBRA NÚMERO X - POEMAS INDEPENDIENTES. DESGASTADAS EMOCIONES. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 05/02/2012.

Una nota seguida de un compás, un sonido ahogado que me habla sin necesidad de emplear las palabras, unas yemas de los dedos encaprichadas de tu contorno y unas articulaciones ansiosas por esculpir sus extremos la silueta que forma tu figura me hacen darme cuenta de cuánto deseo tenerte cerca. Apéndices articulados en constante movimiento ascendente desean alcanzar las escarpadas montañas que forman tus senos, para después descender con lentitud sobre tu erizada piel por el deseo para conquistar tu monte con nombre de diosa romana. Una palabra tuya y mi corazón se contrae, un gemido de tu boca y el mundo que hay bajo mis pies se derrumba. Entre besos te confesaré lo mucho que te quiero, debajo de tu dermis esconderé emociones intensas, penetrantes e incluso dolorosas, para que no me olvides, para que me recuerdes incluso en los momentos en los que la soledad te llame para estar contigo. No quiero que mi lecho te añore mientras tu olor se desvanece con la llegada de un nuevo día, quédate conmigo un poco más de tiempo, hasta que encuentre la manera de atar nuestras almas en un mismo cuerpo y la ausencia no se vuelva una soga con la que desee acabar mi sufrimiento. Mis sentimientos hacia tu persona son inmoderados e incluso diría que excesivos, pero tú eres la única persona que alimentas mis más húmedos sueños cuando la distancia nos separa.

Contoneo mis muñecas en el aire o en tu cuerpo, siento el calor que emana de mi piel y aguanto entre mis labios los gemidos o palabras ahogantes que me arden en la garganta y exclaman con furor su necesidad de salir y llenar el aire que respiramos. Tus emociones se muestran tímidas, al igual que las mías, pero no importa, esta noche lograremos que maduren, y al fin del día, antes de que el sol despunte el cielo y tengamos que despedirnos con dolorosas carantoñas que nos arrojen a la realidad, las habremos desgastado por completo y nada nos quedará por añorar. Ahora que mi labios tocan tu oreja y mis palabras pueden ser oídas te confesaré que nada me provoca mayor placer que el simple hecho de hundir mi rostro en tu cuello y deleitarme con el aroma de tu piel. Ladea tu cara pero no dejes de mirarme, habla pero hazlo dulcemente, y tocame de forma prolongada aunque te pida que pares cuando llegue al límite. Siento que a tu lado puedo experimentar tantas emociones que incluso a veces tengo la impresión de que son irreales. ¿Puede un ser humano conmoverse con tan poco? ¿Es posible que el verdadero significado de la felicidad se halle cuando dos personas que se aman unen sus cuerpos sin importar la postura o la figura con la que hayan sido creados? Temo a la repuesta, pero más miedo me da la duda, así que en esta noche que está por llegar le pediré a tu corazón que cree un puente para llegar hasta el mío y así asomarme a él cada vez que me sienta abatido o cansado de seguir luchando por locos ideales que no llegan.

Cariño, el cielo no es una falsa ilusión, es real, lo veo, lo siento, me llena cuando tu me tocas de la manera en la que lo haces. Quiero que lo sientas, deseo que lo vivas al igual que yo, el amor es una emoción increíble e indescriptible, siento que puedo darte todo incluso alcanzar desde esta posición la estrella más lejana del firmamento para que ilumine tu rostro y de esta forma alejar la oscuridad que nos ronda debajo de la alcoba llenando de incertidumbre nuestros propios sueños. Respira hondo sin ahogarte, deja que te llene de mí, grita mi nombre hasta quedarte sin aliento y exhala tu último suspiro en este instante, pues yo te devolveré a la vida con un ardiente beso de mis labios hinchados y resquebrajados por el fulminante deseo. Siento que no somos nadie cuando caminamos solos, pero ahora mismo sé que soy la persona más importante para ti, por eso te has unido a mi persona en cuerpo y alma. Cierra los ojos y vive el momento, el tiempo no importa, las horas no son nuestras enemigas, tan sólo estamos tú y yo aquí y ahora, es el momento de dejar atrás los miedos y de entregarnos al deseo. Somos como una canción incompleta, un cuadro a medio terminar, una novela en el punto más álgido, somos los protagonistas de nuestra propia historia. Tú y yo somos dos emociones desgastadas a punto de morir de placer en un lecho de seda.


TAMBIÉN SE ENCUENTRA DISPONIBLE EN: http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3022

Nota: Todos los poemas aquí publicados son de Akasha Valentine © 2012, y la autora es propietaria de los derechos de autor. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2021.


Mié Jun 27, 2018 11:28 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 4860
Responder citando
Imagen

OBRA NÚMERO XI - POEMAS INDEPENDIENTES. EN EL INVIERNO DE MI VIDA. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 07/02/2012.

Una estación más ha llegado a mi vida y los árboles se han helado, las hojas han caído y sus ramas se han congelado. Los primeros copos de nieve se han enredado en los huesudos brazos que se extienden más allá de los tallos y nada ha cambiado. He vislumbrado desde mi ventana caer pequeñas gotas de agua en forma de lágrimas, y por alguna extraña razón la soledad me ha parecido menos solitaria, tal vez sea porque me he visto reflejada en cada una de ellas. He corrido a mi armario, pero lamentablemente la llave estaba echada y no he podido encontrarla, así que con mi vieja ropa raída por los años y mi velo ahora teñido por un color que se asemeja a la noche he cubierto mi cuerpo y mi rostro y he bajado las escaleras de forma apresurada para tomar un camino que desde hacía años no veía y cuyos peldaños ahora se ocultan bajo un manto frío y blanco. Pálida es mi piel, rojizos mis dedos, las cuerdas de mi violín son arcaicas y están en desuso, pero aún así me he atrevido a tocar de nuevo está melodía de llanto para ti. La alianza que un día decoró con elegancia mi dedo sigue estando unida a él como si de un compromiso eterno se tratara a pesar de tu ausencia. He visto lo impensable, el río que corre cerca de nuestra vieja casa ha comenzado a deshelarse y el agua cristalina fluye con premura a través del camino impuesto por las duras rocas que años atrás conquistaron estas áridas tierras ahora olvidadas por los grandes reyes cuyas coronas son de piedra y sus cuerpos sin vida duermen en sepulturas de mármol.

He dejado caer mis párpados de forma apresurada, pues mis ojos se han empeñado en buscarte entre las sombras que anidan en el viejo bosque de árboles secos y almas perdidas. No diré que este dolor que siento es un desconsuelo fácil de sobrellevar, pues mi boca ha enmudecido y en mi garganta se han anclado las palabras que un día quise pronunciar para que tú las escucharas. Siento más que nunca el crujir de mis huesos al batallar con los movimientos que debo ejecutar para acabar esta composición de desconsuelo. Si la muerte ha de sobrevenirme quiero que lo haga despacio, para que pueda despedirme de ti como te mereces, pero si Dios existe quiero pedirle que me de algo más de tiempo para poder revivir en mi memoria tu imagen hasta que el día se convierta en noche y ya no sea capaz de diferenciar el alba de atardecer. No diré que no siento el gélido viento golpear con violencia mi rostro, agujerear mi boca, o enfriar a mis emociones con una sola caricia, pero nada me de eso me detendrá, pues mientras quede una sola pizca aliento en mi boca seguiré tocando cada acorde de esta triste canción escrita desde un pequeño rincón de mi corazón cuya lumbre se alimenta de una desgastada vela a punto de ser consumida por la eterna pena. Danzaré hasta quebrar mis articulaciones sin importar el dolor físico que esto me pueda causar, pues ahora que nada me queda ya, nada temo perder, y por eso hago todo esto con el único fin de poder complacerte donde quiera que estés. Pensarás que la locura habla por mí y quizás tengas razón, pero te siento más cerca que nunca mientras sigo mis propios pasos marcados en la nieve creyendo que son los tuyos.

En este último invierno de mi vida me he dado cuenta de muchas cosas, pero la más importante de todas ellas es que no importa el tiempo que pase o los años que puede que tenga que seguir viviendo sin ti, mi corazón aún se agita con violencia cuando te recuerdo o te imagino cerca de mí. Si de mis ojos han de caer un sin fin de lágrimas para poder volver a estar a tu lado lo haré, llenaré ríos y océanos,hasta el día en que tú regreses junto a mí. Daré un paso o retrocederé dos más si es conveniente, me daré la vuelta una y otra vez aunque mi cuello se lastime con cada giro, pero lo haré para asegurarme de que no te he dejado atrás o he pasado de largo sin verte. Sonreiré de nuevo cuando mis ojos te contemplen, y contonearé mis caderas al ritmo de la melancólica música que he creado para ti. Dormiré esta noche bajo el cobijo de estos arboles sin copas esperando despertar a tu lado antes de que mi memoria comience a olvidarte. Ahora te veo con más claridad que nunca, eres tú, ¿verdad? Tienes que serlo, pues mi corazón vibra con la emoción del momento, mis huellas y tus huellas se han unido hasta quedar emparejadas en este pálido suelo que se hunde bajo mis pies. Tu aroma inunda este lugar, y ya no me quedan dudas, has vuelto a por mí a pesar de los años que llevamos sin vernos. Es el amor lo que nos une y no una falsa ilusión envuelta en emociones sin sentimientos. Esta triste canción está llegando a su final en el último invierno de mi vida.


TAMBIÉN SE ENCUENTRA DISPONIBLE EN: http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3036

Nota: Todos los poemas aquí publicados son de Akasha Valentine © 2012, y la autora es propietaria de los derechos de autor. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2021.


Mié Jun 27, 2018 11:29 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 4860
Responder citando
Imagen

OBRA NÚMERO XII - POEMAS INDEPENDIENTES. LE AMO. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 12/02/2012.

Quiero estar con él cada segundo de mi vida y verle feliz aún cuando la tristeza extienda sus redes para atraparnos y someternos a su voluntad. No me basta con que me diga estoy bien, no tienes de qué preocuparse, porque entonces sabré que algo le perturba y tendré la pavorosa necesidad de ir corriendo tras su persona para protegerle de sí mismo y del mundo que le rodea. Llámenlo capricho si lo desean, pero cuando estoy a su lado todas las estaciones del año me parecen un sueño y no me canso de tenderle mi mano para que él la atrape con firmeza y me recuerde el juramento de lealtad que le hice a su alma. Sé que la comisura de mis labios es su punto de apoyo para encontrar la paz, así que no me olvidaré nunca de sonreír. Temo decírselo, pero algún día tendremos que tomar caminos separados, y en ese amargo pensamiento vuelco toda mi rabia y dolor, y mis lágrimas ahora desbocadas iluminan el camino de la desesperanza imitando el brillo de las luciérnagas en una noche de verano.

Llegará el día en que uno de los dos tendrá que partir y dejar al otro atrás, y mientras lo pienso siento que él me abraza con fuerza y me derrito entre sus brazos mientras hundo mi rostro sobre sus hombros y siento su cálido aliento en mi nunca y sus palabras de esperanza me hacen darme cuenta de que sin él no puedo seguir adelante. Me pide que le hable, pero no tengo el valor de hacerlo, tengo miedo de confesarle mis propios temores y causarle un daño innecesario, pero tal vez mi error resida en este tonto pensamiento, pues si no confiamos el uno en el otro al final acabaremos por hacernos mucho más daño. Me aferro a su figura y atesoro entre mis dedos esos segundos de intimidad que sólo nos pertenecen a nosotros. Sujeto su mano, y el enreda sus dedos con los míos, le miro pero él mantiene la mirada fija y serena puesta en el cielo, me gusta sentir la calma de sus latidos, porque me ayudan a evadirme de mis propios temores. Me habla y lo escucho, y guardo en mi memoria cada palabra y sonido emitido por sus labios. Es tan reconfortante estar a su lado que no necesito nada más para ser feliz. Le amo más que a nada en este mundo y siento que mi amor por él es correspondido de la misma manera.


TAMBIÉN SE ENCUENTRA DISPONIBLE EN: http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3049

Nota: Todos los poemas aquí publicados son de Akasha Valentine © 2012 , y la autora es propietaria de los derechos de autor. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2021.


Mié Jun 27, 2018 11:29 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 4860
Responder citando
Imagen

OBRA NÚMERO XIII - POEMAS INDEPENDIENTES. EL AYER NO VOLVERÁ Y EL MAÑANA SERÁ INCIERTO. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 14/02/2012.

Un fragmento unido a un recuerdo, una emoción anclada a diversos sentimientos que generan confusión en mi ser y me hacen darme cuenta de lo vulnerable que es mi alma. Las palabras que un día no supe expresar debidamente flagelan a mi voz hasta lograr enmudecerla por las heridas infligidas. Mis pensamientos errantes fluyen a través de mi mente sin un puerto al que fijarse o un espacio al que llamar hogar así que, fatigados por las horas que conforman el camino me mantienen despierto esperando a que encuentre una solución a esta pena que no se va y cuyo punto de partida se inició en mi corazón. Quisiera arrancar con mis propias manos la última imagen que me dejo atrás tu rostro antes de verte partir, pero incluso para eso ya es demasiado tarde, y lo único que me queda es una absurda sensación de no haber podido hacer todo cuando estaba en mis manos por salvar esta relación abocada al fracaso. Como un sueño que se desvanece antes de ser cumplido, mi existencia es como una ventana sin horizonte, una partida sin jugadores, un camino sin escapatoria en el que tus propios demonios está a punto de alcanzarte. Sé que lo sabes, y por eso tengo la sensación de que si giro la cabeza tu silueta volverá a la misma posición donde la dejé aquel día, por eso sigo sujeto a esta barandilla mientras mi nublada mente solamente piensa en el alivio que le producirá saltar al vacío.

Llámame loco soñador por tener esperanza, ingenuo por creer que lo mejor de mi vida fue el ayer y no el mañana, por seguir alentando mis ilusiones con tus fotografías ahora fragmentadas por los años, mientras las beso con estos agrietados labios y arrugadas comisuras. Aún no sé en qué erré y tal vez sin tu ayuda jamás llegue a adivinarlo, pero si de algo estoy seguro es de los errores se aprenden aunque para ello tenga que pedir perdón cada instante de mi vida. Sé que nada hago bien, pues tú siempre fuiste mi punto de apoyo para salir adelante y como nunca tuve que luchar por nada me conformaba con el simple hecho de ver la vida pasar mientras tú me gritabas en silencio que ya no podías aguantar por más tiempo esta situación tan lamentable. Quisiera dar marcha atrás en el tiempo, volver al pasado y sujetar tu antebrazo con firmeza para pedirte que no te vayas. La ingenuidad no es una máscara con la que cubrir el rostro por la inocencia para evitar confortamientos, ahora lo sé, aún cuando ya es demasiado tarde para volver sobre mis pasos y quedarme a tu lado para solventar los problemas a los que teníamos que enfrentarnos día a día. Cariño, el dolor no puede ser eterno, no quiero seguir estando solo por más tiempo, así que si aún sigues sintiendo algo por mi persona te seguiré esperando en la misma habitación vacía que un día estuvo llena de recuerdos, imágenes que hablaban de nuestras vidas sin necesidad de palabras. ¿Qué me dices? ¿Seguirás a mi lado o tal vez la única salida que me queda es la muerte para purgar a mi alma de todo el dolor que he generado en tu vida los años que permanecí a tu lado?


TAMBIÉN SE ENCUENTRA DISPONIBLE EN: http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3063

Nota: Todos los poemas aquí publicados son de Akasha Valentine © 2012 , y la autora es propietaria de los derechos de autor. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2021.


Mié Jun 27, 2018 11:30 am
Perfil WWW
Regidor Vampírico
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Mar 21, 2007 12:17 pm
Mensajes: 4860
Responder citando
Imagen

OBRA NÚMERO XIV - POEMAS INDEPENDIENTES. SIERVO DEL AMOR. AKASHA VALENTINE. PUBLICADO EL 19/02/2012.

Mis vacilantes dedos se mueven con premura rasgando con nerviosismo la tela vaquera de mis pantalones. Mi voz, ahora sumida en un silencio apagado por unas palabras errantes que viajan sin descanso por el interior de mi garganta me impide emitir vocal alguna que me libere de esta emoción agitada que cabalga a los lomos de mi corazón desbocado. Reprimo impresiones cerrando los ojos y sellando mis labios entre sí para que no esbocen sonrisas innecesarias cuando tus recuerdos llenen mi mente y nublen mis pensamientos. Cuento lo segundos que me faltan para volver a verte y cuanto más los enumero más ansioso me pongo ante la idea de volver a reencontrarme contigo. La luz que se filtra a través de la ventana me recuerda tanto a ti que sin darme cuenta siempre acabo alzando los dedos para atraparla con las yemas. Escribo entre las líneas de mi mente frases imaginadas con las que poder agasajar a tu alma. Anoto de inmediato al pie de los recuerdos expresiones con las que ensalzar y enfatizar tus arropadas caricias. Me cuesta echar la vista a un lado, pero resulta ser más llevadero realizar este gesto egoísta que llevarme conmigo las lágrimas de una despedida. Recuerdo los últimos sonidos que escuché, todos ellos aún resuenan en mi mente, pues si los omito olvidaré la entonación de tu voz y eso es algo que no deseo perder, ni aquí ni ahora.

Mis gestos dramatizan las sensaciones que corren por mis venas cuando el aire trae consigo un aroma que me recuerda al olor de tu piel. Si contemplo un encapotado cielo tiemblo repentinamente de miedo, pues las súbitas gotas de lluvia que caen sin cesar por mis mejillas me recuerdan el día en que tuve que soltarle la mano durante un breve periodo de tiempo para seguir mi camino antes de poder regresar a tu lado. Añoro con nostalgia la cálida sensación que me dejaban tus manos cuando jugaban a enredarse con los surcos de mi piel. Llámalo ingenuidad si quieres, pero para mí el verdadero paraíso era estar a tu lado deleitándome con tu mirada hasta lograr consumir todas las horas que podíamos permanecer despiertos. No conozco mayor tesoro que el que fui acumulando cuando tu boca tocaba la mía y tu lengua se deslizaba al interior de mi garganta, para morir de placer en un lecho deshecho con las sábanas empapadas por el sudor de nuestros cuerpos. Ahora que estoy solo no me canso de repetir tu nombre, en silencio o en voz alta. El viaje que inicié hace tiempo está llegando a su final y la sola idea de saber que volveré a estar contigo me reconforta tanto que todo el dolor que un día anidó en mi ser desaparecerá sin dejar ni rastro en el mismo instante en el que hunda mi rostro sobre tus cabellos y te oiga pronunciar mi nombre.


TAMBIÉN SE ENCUENTRA DISPONIBLE EN: http://www.akashavalentine.com/akasha/node/3082

Nota: Todos los poemas aquí publicados son de Akasha Valentine © 2012 , y la autora es propietaria de los derechos de autor. Si ves algún poema en otra web, foro u otro medio, están cometiendo un delito, salvo que cuenten con el permiso expreso de la autora, y siempre que esté citada la fuente y la autoría.

_________________
Imagen

Mi novela "Cartas a mi ciudad de Nashville" disponible en la web y en blog. Todos los derechos reservados © 2014-2021.


Mié Jun 27, 2018 11:30 am
Perfil WWW
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 38 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3  Siguiente

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
Powered by phpBB® Forum Software © phpBB Group
Designed by ST Software for PTF.
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España